Portada de En tierra de ahogados

Por Luz Atilano

En tierra de ahogados es uno más de los títulos cobijados por el sello editorial del Centro Universitario de los Lagos, publicado en 2017; y la primera novela de Rebeca Ramos Pérez, quien se asume a sí misma como escritora primero por accidente y luego por hobbie, pues originaria de España pero radicada en México desde hace algunos años decidió dar este paso para huir de las solitarias horas en un rancho laguense que resulta ser el principal escenario del libro.

Se trata del sitio con nombre ficticio de Los Ahogados de Sepúlveda, donde se desarrollan las historias de personajes de clases sociales distintas, quienes coinciden en el rancho liderado por don Fernando Villalobos. Marcando esta diferencia social, podemos encontrar en la novela diversas situaciones a las que se enfrentan hombres pero sobre todo mujeres pudientes y aquellas que trabajan para ellas.

Circunstancias de dolor, secretos y culpas que Ramos Pérez recrea mediante su observación de un contexto distinto:

“Por una cosa muy humana, muy natural, que es la capacidad de sorprenderse. Yo no soy de México y lo que vosotros ven como algo cotidiano, algo normal… como es la superstición de la gente, la magia, la simbiosis de la religión con otros ritos paganos, etcétera. A mí me sorprenden mucho las condiciones en las que están las mujeres sobre todo cuando tienen pareja y tienen hijos. Yo todo eso no lo veo con los ojos de una persona local sino que lo veo con ojos de una extranjera. Entonces todo eso que para vosotros es cotidiano, a mí me resulta extraordinario y por eso sentí la necesidad de escribir acerca de ese tipo de cosas”, comparte.

Rebeca Ramos Pérez en presentación de En tierra de ahogados, fotografía de CULagos

De acuerdo con la autora, aunque todos sus personajes son ficticios, tienen cada uno de ellos algunos rasgos de personas reales que habitan o han habitado el lugar que funge como escenario. Son ellos quienes por medio de perspectivas diferentes, van exponiendo hechos que al final arman una sola historia y que vuelven al propio rancho, mediante los muchos secretos que todos guardan, un personaje con vida propia.

Desde luego, En tierra de ahogados toca algunas costumbres y tradiciones mexicanas que se intensifican en las zonas rurales, pero también alude a cierto aspectos de la historia local, como ocurre con la guerra cristera, cuyas escenas también guardan cierta relación con los hechos mismos de esta novela que se presenta ante el lector con un lenguaje bastante digerible y cercano. Rebeca Ramos profundiza un poco más sobre su obra:

“Yo quería escribir una novela que pudiera describirle una partecita de México a las personas que no fueran de allí cuando la leyeran. […] Y pues a través de la novela En tierra de ahogados, quizá… me ha pasado con algunos lectores, descubran cosas de su propio país, como son por ejemplo algunos rituales que se llevan a cabo en algunas zonas rurales a la hora de los enterramientos, que desconocían. Y también van a acercarse un poco a cómo ven México los ojos de una persona que es extranjera, que no pertenece al país… pero sobre todo porque seguramente hay cosas que no conocían. Aparte de lógicamente… como tú sabes, es una historia coral donde hay muchos protagonistas, donde la acción se sucede desde el momento uno, donde hay asesinatos, muertes, raptos… en fin, es una novela muy ágil de leer precisamente porque pasan muchas cosas a lo largo de sus páginas”.

Rebeca Ramos Pérez es licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación y experta en el área de Igualdad de oportunidades, en la que ha incursionado como investigadora académica publicando varios títulos bajo el sello español Comisiones Obreras. En tierra de ahogados es resultado de sus tiempos libres durante el verano de 2013 y como se dijo anteriormente, su primera publicación literaria.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here