Susana Espinoza, maestra de braile en Biblioteca Municipal Lagos de Moreno

Por Tatiana Sánchez

Actividades que ofrece la biblioteca

Desde hace ocho años Silvia Susana Espinoza Ramos, licenciada en Pedagogía, trabaja en la Biblioteca Municipal María Soiné de Helguera, en la área de ciegos y débiles visuales, impartiendo clases de braille, de orientación y movilidad, así como de uso de nuevas tecnologías a personas  normo visuales (es decir sin problemas de visión), con baja visión o ciegas, como ella misma lo explica:

“Las clases son para el público en general, si son clases de braille, que son para personas normo visuales, tanto como para personas con baja visión o ciegas, les damos diferentes dinámicas en las cuales sensibilizamos y concientizamos a la población de lo que es esta discapacidad, como es también la orientación, la movilidad, el bastón blanco, lo que son estrategias para la atención para personas con discapacidad visual y también trabajamos con el teatro ciego”.

Los días en que se imparten estas clases son lunes y miércoles por la tarde. La duración por sesión es de hora y media, y en ellas  los alumnos aprenden a utilizar los materiales necesarios para leer en braille, así como a moverse en las calles y dentro de espacios cerrados.

Falta de cultura por parte de los transeúntes

Espinosa Ramos  hace hincapié en que las personas con discapacidad tienen problemas a la hora de desplazarse por las calles del municipio, pues menciona, las personas débiles visuales se encuentran con muchos obstáculos y trabas que nos les permiten el libre tránsito y que en algunas ocasiones les ponen en riesgo. Sólo algunos de los motivos, por los que imparte el taller.

Porque nos encontramos en la calle con muchos obstáculos, con falta de cultura sobre el mundo de la discapacidad, entonces lo que queremos es también esto, que se concienticen los normo visuales y vengan a aprender, las clases son gratuitas. […] Pues las barreras que nos encontramos son: en las banquetas, en lo que son los negocios, que nos dejan cajas, que nos dejan muchas cosas de los negocios ahí en la calle, y nosotros topamos con ellos tanto como los teléfonos públicos, los postes que están a la mitad de las baquetas, aparte de esto obstáculos, pues también las mismas personas, nos ven con el bastón y aun así se nos van encima”.

Ya sea por falta de cultura o de conocimiento, la mayoría de las personas no sabe cómo reaccionar cuando se encuentra frente a alguien con discapacidad visual en la calle, es por eso que Espinoza Ramos invita a la población para que acuda a las clases que se imparten en la biblioteca y que así conozcan cómo pueden ayudar a las personas con baja visión o ciegas.

Teatro ciego

Otra de las actividades que ofrece el área de débiles visuales de la Biblioteca Municipal, es el grupo de teatro ciego, que hasta ahora cuenta con dos obras, tituladas “Inquilino” y “Día de muertos”. Para este grupo las clases se imparten los días lunes y viernes a las 5 de la tarde y al igual que para las de braille puede participar cualquier persona, sin importar si tiene alguna discapacidad visual o no.

Susana Espinoza también comparte que para este fin de mes se tiene planeada la presentación de una de las obras mencionadas, acompañada de una cena, en la que las personas podrán disfrutar de una experiencia nueva en total oscuridad, y en la que pondrán a prueba sus otros sentidos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here