Poncitlán, Jalisco.

En la comunidad de Agua Caliente del municipio de Poncitlán fueron detectadas posibles partículas contaminantes en la atmósfera, luego de un estudio en diversas muestras de aire que fue realizado por los investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET). El estudio fue ejecutado como parte del protocolo de investigación iniciado en octubre de 2016 por la UdeG, para averiguar el origen de las enfermedades renales.

El investigador del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Felipe Lozano Kasten, mencionó que las partículas detectadas pudieran ser dañinas para la salud de la población, porque al ser inhaladas penetran al pulmón y posteriormente se pasan a la sangre:

“El trabajo lo hicimos junto con la SEMADET en un acuerdo, los resultados muestran que hay muchas horas o varias horas al día de partículas de 2.5, que no son frecuentes en una comunidad como esa. Si se inhalan penetran al pulmón y pueden pasar a la sangre. No lo esperábamos, esto es parte de la investigación. Tenemos que darle un peso y una interpretación sobre los efectos a la infancia principalmente”.

Para llevar a cabo el estudio, fueron recolectadas muestras de aire en distintos puntos del poblado, así como también muestras del humo que se genera por la quema de basura y la cocina con leña. A pesar de que todavía no han sido identificadas concretamente de qué material son las partículas, Lozano Kasten señala que pueden ser otro de los factores que originan las enfermedades renales en la comunidad. Es por ello que tras siete meses transcurridos continúa abierta la hipótesis con la que arrancó la investigación, que es una causa multifactorial lo que ocasiona la enfermedad renal.

Lozano Kasten explicó que las partículas pudieran ser metales pesados o pesticidas que se esparcen en la atmósfera una vez que quedan secos en el suelo o tras la quema de otros materiales:

“Hay muchas partículas que están suspendidas en el aire. Esas partículas pueden ser metales pero pueden ser pesticidas, que una vez secos quedan en la tierra y vuelan con el aire, en fin eso es complejo porque tal vez la gente las inhala y pueden entrar al cuerpo. Creyendo que era el agua, empezamos a mirar que ahora el aire es una posible causa. Esto nos detiene para ver ahora qué partículas están suspendidas en el aire de esas pequeñas de 2.5, hay de diez hasta uno pero las de tamaño de 2.5 y las de 1 pasan por el pulmón a la sangre”.

Entre la presente semana y los siguientes siete días, el equipo de investigadores de la UdeG realizará un análisis más minucioso del aire para saber de qué material son las partículas. Será colocado el componente de muestreo en la comunidad para contener las partículas mediante un filtro especial; y posteriormente realizarán estudios para saber si se trata de partículas contaminantes que dañan la salud de las personas. Esperan tener los resultados a inicios del mes de julio.

Martin Navarro

Martin Navarro

Reportero y conductor en Radio UdeG
Periodista egresado de la Universidad de Guadalajara, reportero de Señal Informativa en Radio UdeG Ocotlán y para el semanario Expresiones en La Barca, Jalisco. Conductor de espacios deportivos para Radio UdeG.
Martin Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here