Grammy Latino 2019
Fotografía: Isaac Brekken - Getty Images for Laras - AFP
Las Vegas, Estados Unidos.

Rosalía y su disco “El mal querer” arrasaron este jueves con los Grammy Latinos, en una gala en la que, entre pop y reguetón, retumbaron mensajes de protesta por la situación de varios países latinoamericanos, especialmente el que proclamó que “en Chile torturan, violan y matan” desde el pecho desnudo de la cantante Mon Laferte.

La española Rosalía se llevó los gramófonos latinos a mejor álbum, mejor álbum pop contemporáneo y mejor canción urbana por “Con altura”, además de los galardones a mejor diseño de empaque y mejor ingeniería de grabación.

“Lo hice con el corazón”, dijo Rosalía a periodistas después de la gala. “Estoy trabajando muy duro para estar a la altura de vuestro cariño y apoyo (…) ‘El mal querer’ lo hicimos en un piso, dos ordenadores y un micro… Es increíble que pase esto”.

La gala en Las Vegas homenajeó a leyendas de la música latina como Celia Cruz, Juan Gabriel, Joan Sebastián y Soda Stereo. También incluyó presentaciones sorprendentes como la de Vicente Fernández con su hijo Alejandro y su nieto Alex, y momentos simbólicos como la entrega del premio de Persona del Año que Juanes recibió de manos de su ídolo de adolescencia Lars Ulrich, de la banda Metallica.

Alejandro Sanz se fue también con tres estatuillas, incluidas la de mejor grabación por “Mi persona favorita”, que hizo con Camila Cabello.

Juan Luis Guerra terminó con dos galardones, al igual que los puertorriqueños Pedro Capó y Kany García, y el argentino Andrés Calamaro.

– “Chile, me dueles por dentro” –

Fotografía: Bridget Bennet – AFP – Alternate Crop

Laferte, que ganó como mejor álbum de música alternativa, llegó a la alfombra roja de la gala y destapó sus senos con el mensaje “En Chile torturan, violan y matan” en letras negras y mayúsculas. Un pañuelo verde, símbolo de la lucha por la legalización del aborto, rodeaba su cuello.

“Chile, me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro, Chile afuera, Chile adentro, Chile al son de la injusticia, la bota de la milicia, la bala del que no escucha no detendrá nuestra lucha hasta que se haga justicia”, leyó sobre el escenario un mensaje que le dio otra cantora chilena.

Horas más tarde, la artista de 36 años publicó la foto ya viralizada en su cuenta de Instagram con el mensaje: “Mi cuerpo libre para una patria libre”.

Su compatriota Beto Cuevas saludó el gesto, asegurando que “el pueblo chileno despertó, explotó”, aunque lamentó “el nivel de violencia”. “Espero que eso pare pronto, pero sí creo que las autoridades y el gobierno entiendan que esta desigualdad tiene que acabar”.

A lo largo de la celebración de los Grammy Latinos hubo también mensajes de protesta contra los gobiernos de Venezuela y Nicaragua por parte de Luis Enrique y el grupo venezolano C4 Trío.

Residente, ganador con “Banana Papaya” en la categoría video versión corta, dedicó su premio a “toda la gente que se está manifestando en Latinoamérica”.

“No podemos permitir que los gobiernos nos sigan cogiendo de pendejos”, zanjó.

– “Se está olvidando la esencia” –

Grammy Latino 2019
Fotografía: Valerie Macon – AFP

Bad Bunny se llevó el premio a mejor álbum del género urbano, en medio de los gritos de protesta de algunos de sus colegas reguetoneros que se consideraron discriminados en las nominaciones.

Al recibir su premio, tomando un té, fijó posición sobre la polémica. “Hay personas a las que les cuesta todavía aceptar que el reguetón es un género establecido que lleva más de dos décadas”, dijo. “A la misma vez digo a muchos colegas que se han vuelto un poco monótonos: se ha perdido la pasión, se está haciendo música por generar números, views (vistas en redes sociales) y se está olvidando la esencia”.

Y para sorpresa de algunos, en la gala abundó el reguetón: actuaron Sech con Darrel y Ozuna, mientras que Farruko con Alicia Keys, Miguel y Pedro Capó hicieron un medley de “Show Me Love” y “Calma”, y Bad Bunny cerró la velada acompañado de una orquesta sinfónica.

Fonseca le cantó a Camilo Sexto y Pepe Aguilar al recientemente fallecido José José.

También estuvo la mexicana Thalía, quien al recibir un reconocimiento a su carrera afirmó que “la música latina es la cultura popular global”. “La música que oímos, la que hoy día mueve al mundo”, clamó.

La venezolana Nella se impuso por su parte como artista revelación. Dedicó su premio a su país “y a todos aquellos que como yo vienen de otro país y están diariamente luchando por mejores oportunidades”.

El Grammy Latino a mejor canción, que premia a los compositores, fue para “Calma” de Capó, Gabriel Edgar González y George Noriega. El tema también ganó mejor fusión/Interpretación urbana.