Exposición en la iglesia Friedrichswerder
Fotografía: Bernd von Jutrczenka/dpa
Berlín, Alemania.

La iglesia de Friedrichswerder volverá a ser parte de los Museos Estatales de Berlín a partir de mañana con la exposición especial “Ideal y forma, esculturas del siglo XIX de la colección de la Galería Nacional”.

El templo religioso, con su interior originalmente conservado tal como fuera diseñado por el arquitecto prusiano Karl Friedrich Schinkel (1781-1841), volverá a funcionar durante los próximos años como dependencia de la Antigua Galería Nacional en la vecina Isla de los Museos.

De las alrededor de 2 mil 100 esculturas pertenecientes a la colección del museo, unas 50 serán exhibidas a partir de mañana en la nave de la iglesia inundada por luces. Las piezas de bronce, yeso, mármol o terracota se extienden desde el neoclasicimo hasta el Imperio alemán.

La curadora Yvette Deseyve también utiliza el generoso espacio para yuxtaposiciones interesantes. Así, por ejemplo, dos grupos de Adolf Brütt (1855-1939) y Reinhold Begas (1831-1911) muestran dos enfoques muy diferentes de la representación de Eva con sus hijos Caín y Abel.

Mientras que Begas parece ver ya instalado el mal en Caín en la expresión del rostro y la postura corporal, en el caso de Brütt ambos niños solo son reconocibles por las apenas visibles diferencias de tamaño.

Con esta exposición especial, la iglesia de Friedrichswerder vuelve a estar abierta al público en el centro de la capital alemana, luego de permanecer ocho años cerrada para la realización de amplios trabajos de refacción.

Schinkel construyó el edificio entre 1824 y 1830 en ladrillo, al mismo tiempo que se erigía su Museo Antiguo en la Isla de los Museos.

Luego de padecer graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, la iglesia de exterior neogótico debió ser extensamente reparada entre 1979 y 1986.

Y posteriormente, a causa de construcciones en las cercanías, volvieron a ocasionarse daños tan graves que el templo debió ser nuevamente sometido a restauraciones desde 2012.