Fotografía: Silla rota
Ciudad de México, México.

La inversión fija bruta de México cayó 8,8% en enero de 2020 frente al mismo mes del año anterior debido, sobre todo, al descenso de la maquinaria y equipo, según datos del Gobierno.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) anunció este lunes que la inversión fija bruta obtuvo este resultado negativo por la caída de 11,2% en el rubro de maquinaria y equipo y una reducción de 7,1% interanual en la construcción.

La inversión fija bruta aumentó 1,7% en enero pasado frente al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad, ante el alza de la construcción del 1,4% y de la maquinaria y equipo del 0,6 %.

En 2019 esta inversión se contrajo el 4,9%, mientras que creció 0,6% en 2018 y disminuyó un 1,5% en 2017.

La inversión fija bruta permite tener “un amplio conocimiento” sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, de acuerdo con el Inegi.

Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

El producto interior bruto (PIB) de México se contrajo 0,1% en 2019 debido en gran medida a la caída de la actividad industrial, lo que supone un sustancial descenso frente al crecimiento de 2,1% del año anterior.

Para este 2020, la crisis del coronavirus ha llevado a la mayoría de analistas e instituciones financieras a situar la caída del PIB alrededor del 3,99 % en México, según una reciente encuesta del Banco de México realizada a 35 grupos de análisis y consultoría económica.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó que este 2020 al economía se situará en un rango de entre 0,1% y -3,9%.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó este domingo un plan de reactivación económica para hacer frente a la crisis del coronavirus, cuestionado por los principales organismos empresariales por ser poco concreto e insuficiente.

Este programa contempla, entre otros puntos, crear dos millones de nuevos empleos, otorgar 2,1 millones de créditos personales y, mediante programas y ayudas sociales beneficiar a más de 22 millones de personas.