manifestación referéndum de Cataluña
Fotografía: El mundo
Madrid, España.

Con pancartas que rezaban “votar para decidir”, miles de vascos salieron a las calles el sábado para dar su apoyo al referéndum de Cataluña sobre la independencia, algo que los separatistas vascos reclaman desde hace tiempo.

Según los organizadores, 35 mil personas se manifestaron en Bilbao (norte), en una protesta simbólica en una región todavía marcada por décadas de violencia de la organización separatista vasca ETA, y donde el sentimiento independentista sigue siendo fuerte.

Gobierno catalán convoca el referéndum sobre la independencia de España

La marcha se produjo dos semanas antes del referéndum que previsto por el Gobierno catalán (independentista) el 1 de octubre, pese a la prohibición impuesta por el Gobierno central, que lo considera ilegal, así como el Tribunal Constitucional.

Algunos manifestantes portaban la bandera independentista catalana, la “estelada” (cuatro franjas rojas sobre un fondo amarillo, con una estrella en un extremo), y otros, banderas regionales vascas, bajo un cielo que amenazaba lluvia.

También pudo verse una amplia pancarta llena de síes, en alusión a la respuesta que piden los separatistas catalanes en la votación, con el objetivo de hacer de esa región del noreste de España una república independiente.

Cataluña se quedaría fuera de UE si sale de España, advierte Parlamento Europeo

Jasone Agirre Garita, diputada vasca de la coalición independentista Bildu, afirmó que los manifestantes querían “demostrar que están a favor de la democracia, a favor de un derecho tan básico como es el derecho de poder decidir”.

“Quieren denunciar la actitud antidemocrática del Estado español”, añadió.

La manifestación estuvo convocada por Gure Esku Dago, una organización que reclama el derecho a decidir para los vascos.

Arnaldo Otegi, un veterano líder del País Vasco, en otro tiempo miembro de ETA y ahora líder de Sortu, un partido que hace campaña por la independencia, estuvo presente en la marcha.

El Gobierno español, dirigido por el conservador Mariano Rajoy, amenazó a aquellos los alcaldes que faciliten la celebración del referendo con abrir diligencias contra ellos o con arrestarlos; ordenó a la policía que se incaute de cualquier elemento que pueda servir para llevar a cabo la votación y anunció que reforzará su control sobre las cuentas del Ejecutivo catalán.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here