activistas
Fotografía: Ina Fasbender - AFP )
Aquisgrán, Alemania.

Activistas medioambientales mantienen en vilo a la Policía de la región alemana de Renania, que espera hoy más acciones de protesta en las minas a cielo abierto de Garzweiler y Jackerath, ubicadas cerca de Aquisgrán, según informaron las autoridades a dpa.

Cerca de 250 manifestantes continúan en las minas y unos 800 bloquean las vías férreas que comunican ambos sitios de extracción de carbón, indicaron.

La Policía de Aquisgrán espera para hoy más acciones de los activistas medioambientales. “No podemos descartar esta posibilidad. Las fuerzas policiales permanecen a la espera“, dijo una portavoz a dpa.

Varios cientos de manifestantes irrumpieron ayer en las instalaciones del proveedor alemán de energía RWE en Garzweiler. Al igual que en Jackerath, la Policía local tuvo que lidiar con una fuerte resistencia por parte de los activistas.

La evacuación de Garzweiler sigue en curso, informaron las autoridades a dpa. Cerca de 250 manifestantes se encuentran en el sitio bajo control policial y serán transportados de forma gradual a otros sitios.

Mientras tanto, la línea férrea que une las dos centrales eléctricas de lignito Neurath y Niederaussem continúa bloqueada por unos 800 manifestantes, señalaron.

Los activistas luchan por un pronto fin de la extracción de lignito en esa zona minera de Renania.

El viernes, 40 mil manifestantes de 16 países participaron en una marcha organizada por el movimiento “Viernes para el futuro” en Aquisgrán.

No está claro si algunos de estos manifestantes, a pesar de las advertencias, también se unieron a las acciones de los activistas en las minas cercanas.

A pesar de las advertencias sobre el peligro de ingresar en las minas y los llamamientos al orden, numerosos activistas escalaron los terrenos trepando por los bordes de los pozos de extracción.