Explosión en una central eléctrica de Irán
Fotografía Mason Trinca/Getty Images/AFP
Teherán, Irán 

Una explosión se produjo el domingo en una central eléctrica de la provincia de Ispahan, en el centro de Irán, sin provocar víctimas, indicó la agencia oficial Irna.

Un “transformador  de la central térmica de Islamabad en Ispahan estalló hacia las cinco de la mañana”, dijo Said Mohseni, el director general de la compañía eléctrica regional.

La central pudo retomar su actividad al cabo de dos horas y la alimentación eléctrica de Ispahan no quedó interrumpida, añadió.

Un incendio se desencadenó también el domingo en una fábrica de celofán en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en el noroeste de Irán, informó Irna.

Dos bomberos resultaron heridos, según la brigada de la provincia.

Desde finales de junio varios incendios y explosiones tuvieron lugar en Irán.

El miércoles se declaró un incendio en astilleros del puerto de Bouchehr (suroeste) que dañaron varios barcos en construcción sin dejar víctimas.

En Teherán hubo dos explosiones, una cerca de unas importantes instalaciones militares y la otra cerca de una clínica que provocó 19 muertes.

Otra explosión tuvo lugar en una fábrica en el sur de la ciudad y dejó dos muertos.

Estos incidentes fueron presentados oficialmente como accidentes pero muchos iraníes creen que se trata de acciones clandestinas de Israel, enemigo jurado de Irán.

Otra explosión ocurrió el 2 de julio en el complejo nuclear de Natanz, ubicado a unos 250 km al sur de la capital.

Las autoridades, que hablaron al comienzo de un “accidente”, afirmaron que no revelarían las causas de inmediato por “razones de seguridad”.