Fotografía: AFP
Madrid, España.

España prohibió temporalmente la navegación con pequeños veleros en un tramo de su costa noroeste después de varios incidentes en las últimas semanas con orcas que se acercan e interactúan con las embarcaciones provocándoles daños.

La medida, que entró en vigor el martes por la noche con duración de una semana, afecta a todos los veleros de menos de 15 metros de eslora y busca “garantizar la seguridad de embarcaciones y de las propias orcas”, señaló el ministerio de Transportes en un comunicado.

La prohibición afecta un tramo de 100 kilómetros de costa entre los cabos de Prioriño Grande y la Punta de Estaca de Bares, en la región de Galicia.

El primer incidente se produjo el 19 de agosto, señaló el ministerio. Desde entonces, se han registrado varios contactos de orcas que se acercan a tocar los veleros y les causan diferentes daños, especialmente en el timón.

La prensa local se hace eco de varios de estos sucesos con las orcas, que en algunos medios reciben el apodo de “ballenas asesinas”. En algunos vídeos se ve a los cetáceos nadando alrededor y golpeando a los buques.

La prohibición podría extenderse a otros tramos del litoral “siguiendo el itinerario migratorio de estos cetáceos, catalogados como vulnerables en el Catálogo Español de Especies Amenazadas”, añadió el ministerio.

Las orcas pueden pesar hasta seis toneladas y medir casi diez metros de largo, según la organización World Wildlife Fund.