Mallorca
Fotografía referencial: Miguel Medina - AFP
Barcelona, España.

Entidades ecologistas y vecinales de Palma de Mallorca, en el archipiélago español de las Baleares, lanzaron este martes una campaña para reducir la llegada de cruceros después de que miles de venecianos reclamaran su prohibición en esta ciudad italiana.

En un manifiesto publicado este martes en la plataforma de recogida de firmas youmove.eu, una veintena de asociaciones exigen a las autoridades locales que se limite la afluencia de estas embarcaciones a un crucero diario y 4 mil visitantes.

“Se acumulan aquí 3 o 4 cruceros y vierten sobre la ciudad 15 mil personas que arrasan con todo lo que pueden”, explicó a la AFP Jaume Garau, presidente de la plataforma ecologista Palma XXI, una de las impulsoras del manifiesto.

En diez años, el número de cruceristas que desembarcan en esta ciudad pasó de 545 mil en 2009 a 1.19 millones el pasado año según las estadísticas del instituto de estadística regional.

Según un estudio reciente de la asociación europea Transport & Environment, Palma de Mallorca es la segunda ciudad del continente con más contaminación por este tipo de turismo por detrás de Barcelona y por delante de Venecia.

Precisamente en la ciudad italiana se manifestaron miles de personas el sábado reclamando la prohibición del paso de estos cruceros por la laguna.

El manifiesto en Mallorca tuvo la oposición inmediata de varias asociaciones empresariales de este isla mediterránea que ensalzaron en un comunicado los beneficios de los cruceros para la economía local.

“Es un turismo que consume, que hace compras, va a restaurantes… en definitiva, es un turismo que hace gasto y todo ello en un espacio corto de tiempo”, señalaron.