Mundial Femenino
Fotografía: Damien Meyer - AFP
El Havre, Francia.

Inglaterra no dio opciones a Noruega (3-0) este jueves en Le Havre en el primer partido de los cuartos de final del Mundial femenino y vuelve a pisar las semifinales, en las que espera a Francia o a la temible Estados Unidos.

Todo se puso de cara muy pronto para Inglaterra gracias al tanto madrugador de la capitana Jill Scott (2), que fue seguido por otro de la delantera Ellen White (39) al poco de terminar el primer tiempo y tras muchas ocasiones inglesas.

Lucy Bronze marcaría un golazo desde la frontal del área al poco de volver de vestuarios tras el descanso (56) y el marcador señalaría el 3-0 definitivo.

El conjunto entrenado por Phil Neville borró del mapa a Noruega gracias a la banda derecha formada por Nikita Parris y Bronze, un auténtico castigo para Noruega, que no pudo pararlas en ningún momento.

Desde ese costado nacerían todos los goles de las vencedoras.

Las escandinavas llegaban a los cuartos luego de eliminar a Australia en los penales y con muchas ganas de tomarse la revancha ante las ‘Leonas’, que las eliminaron en Canadá-2015 (2-1) en octavos de final.

Pero los cuatro años pasados entre una y otra cita no han cerrado la brecha de nivel entre ambas selecciones, más bien han ampliado la superioridad inglesa.

Las británicas tendrán en semifinales su verdadera prueba de fuego en la Copa del Mundo al tocarles en suerte la tricampeona y defensora del título Estados Unidos o la poderosa selección francesa, que ha dejado muy buen sabor de boca en su condición de local.