Chipotle
Fotografía: Sin Embargo
Nueva York, Estados Unidos.

La cadena de comida rápida mexicana Chipotle, ampliamente establecida en Estados Unidos, ha calculado que las tarifas que el presidente de EEUU, Donald Trump, quiere aplicar a productos mexicanos a partir del día 10 de junio causará un aumento de sus costes de unos 15 millones de dólares.

El director de finanzas de la cadena de restaurantes, Jack Hartung, aseguró en un mensaje recogido por el canal CNBC que “si las tarifas acaban siendo permanentes, buscaremos compensar estos costes a través de otros esfuerzos de mejora de los márgenes que ya están en marcha”.

La empresa también baraja “un modesto aumento de precios, como cinco centavos el burrito”, lo que, según Hartung, cubriría el aumento de los costes sin causar un gran impacto.

Trump anunció el jueves pasado la imposición de aranceles, que comenzarán en el 5 %, el 10 de junio, y que ascenderán hasta el 25 % en octubre, a todos los productos procedentes de México como castigo por el creciente flujo migratorio a través de la frontera común.

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, insistió el domingo en que México necesita “intensificar su labor y hacer más” para enfrentar la “crisis” en la frontera común entre ambos países.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por su parte, aseguró este lunes que espera alcanzar un acuerdo con EEUU, e insistió en que su política de diálogo con su vecino del norte tras el anuncio de los aranceles forma parte de una “estrategia” para dar “confianza y certidumbre”.

“Sentimos que vamos a llegar a un acuerdo”, aseveró el jefe de Estado mexicano.

Una delegación encabezada por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, ha viajado a Washington para intentar alcanzar una solución y evitar la entrada en vigor de la nueva medida.