Fotografía: AFP
Ereván, Armenia.

El jefe de la diplomacia griega, Nikos Dendias, denunció el viernes en una visita a Ereván “la injerencia turca en Nagorno Karabaj, región separatista por la que se enfrentan Armenia y Azerbaiyán.

“La injerencia de Turquía en el conflicto de Nagorno Karabaj nos preocupa”, declaró durante una conferencia de prensa junto a su homólogo armenio, Zohrab Mnatsakanian.

Armenia y Grecia tienen “un problema común, Turquía”, añadió, acusando a Ankara de “ignorar los llamados de la Unión Europea a respetar la ley internacional”.

Nagorno Karabaj, territorio poblado mayoritariamente por armenios, se independizó de Azerbaiyán, provocando una guerra que causó 30 mil muertos en los años 1990. Los combates se reanudaron a finales de septiembre y han provocado hasta ahora más de 700 muertos, según balances parciales.

Numerosos informes señalan el envío al frente por parte de Turquía, aliado de Azerbaiyán, de combatientes proturcos de Siria, pero ambos lo niegan.

Grecia y Turquía están por su parte enfrentados por la exploración de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental.

Azerbaiyán acusa además a Atenas de no oponerse a la llegada a Nagorno Karabaj de armenios de Grecia. Atenas protestó y ambos países retiraron a sus respectivos embajadores.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here