Time Square
Fotografía: Wikipedia
Nueva York, Estados Unidos.

Ashiqul Alam, un bangladesí de 22 años residente en Nueva York y sospechoso de planificar un atentado en Times Square, fue acusado de comprar dos armas con números de serie borrados, informó el viernes la justicia estadounidense.

Alam, que fue detenido el jueves y según el FBI planificaba asimismo atentar contra un político de alto rango no identificado y contra policías, comparecerá este viernes ante la jueza Cheryl Pollak, de la corte federal de Brooklyn.

“Como señala la acusación, Ashiqul Alam compró armas ilegales como parte de su plan para matar a agentes de la ley y a civiles en un ataque terrorista en Times Square”, dijo Richard Donaghue, fiscal para el distrito este de Nueva York, en un comunicado.

“Lo que no sabía era que estaba comprando armas a agentes gubernamentales, que estaban monitoreando sus planes” desde agosto de 2018, añadió.

La fiscalía del distrito este aseguró que Alam, residente del barrio de Jackson Heights, en Queens, y quien posee permiso de residencia y trabajo en Estados Unidos, dijo que quería lanzar una granada en Times Square porque podía “derribar al menos a ocho personas”.

“Alam discutió sobre armas, chalecos suicidas, granadas de mano y vigiló blancos con multitudes en Nueva York, como Times Square”, dijo el jefe de policía de Nueva York, James O’Neill.

– “El terrorista ciego” –

En enero, Alam, que actuaba solo, hizo varias visitas de reconocimiento a Times Square, filmó un video con su teléfono celular y consideró varias maneras de realizar el ataque, según la acusación.

También se operó de la vista con láser en abril porque temía errar al blanco o que se le cayeran las gafas. “Imagina cómo me llamarían los canales de noticias (…), ‘el terrorista ciego'”, dijo el acusado al agente encubierto.

Según la televisión NBC, el detenido ha hecho comentarios yihadistas y se ha referido a Al Qaida y al Estado Islámico, pero no ha prestado juramento a esos grupos.

“Los individuos que creen en la propaganda distorsionada de las organizaciones terroristas y actúan en pro de este impulso mortífero son increíblemente peligrosos e impredecibles”, dijo el jefe del FBI en Nueva York, Bill Sweeney.

Alam fue más allá de simplemente hablar sobre un ataque o desear un ataque, y pasó a los hechos al comprar las dos armas Glock G19 ofrecidas por el agente encubierto (que también le ofreció borrar los números de serie), subrayó.

Times Square, el mayor sitio turístico de Nueva York, es regularmente objeto de ataques o de intentos de atentados.

En 2017, el exveterano de la marina estadounidense Richard Rojas -sin ningún lazo yihadista- avanzó con su automóvil por el medio de Times Square a toda velocidad, subió a las aceras durante varias cuadras y arrolló a varios peatones, un ataque que dejó 22 heridos y mató a una joven de 18 años.

Poco después, en diciembre de 2017, un bangladesí intentó detonar una bomba casera en un concurrido túnel que conecta la estación de buses de Nueva York y Times Square, sembrando el pánico. El único herido de gravedad fue el hombre que llevaba la bomba consigo, ya que el artefacto no explotó como estaba previsto. Tres personas sufrieron heridas leves.

En 2016, tres hombres que planeaban colocar explosivos en Times Square así como en el metro de Nueva York fueron arrestados antes de pasar al acto.

En 2010 la policía desbarató un atentado con bomba en Times Square, cuando un vendedor ambulante vio humo saliendo del automóvil e hizo la denuncia.