Fotografía: Peter Parks / AFP
Moscú, Rusia.

Rusia advirtió el lunes de las “consecuencias catastróficas” en caso de un embargo occidental sobre el petróleo ruso, que Estados Unidos y la Unión Europea están estudiando como posible medida de represalia por la intervención militar en Ucrania.

“Es bastante obvio que la negativa de comprar petróleo ruso tendrá consecuencias catastróficas para el mercado mundial”, dijo el vice primer ministro ruso de Energía, Alexander Novak.

“El aumento del precio podría ser imprevisible y alcanzar más de 300 dólares por barril o más”, dijo, citado por las agencias de noticias rusas.

Según Novak, es imposible sustituir rápidamente el petróleo ruso para el mercado europeo por una fuente alternativa.

“Llevará varios años y será mucho más caro para los consumidores europeos, que serán las principales víctimas de este escenario”, advirtió.

El precio del barril de crudo Brent del Mar del Norte rozó los 140 dólares el domingo, cerca de su máximo histórico de 147,50 dólares alcanzado en julio de 2008.

Las declaraciones de Novak se producen mientras Estados Unidos y la UE discuten la imposición de sanciones sobre el petróleo y el gas rusos en represalia por la intervención militar de Rusia en Ucrania, en el marco de una serie de duras sanciones económicas contra Moscú en los últimos días.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here