Hamilton
Fotografía: Ozan Kose / POOL / AFP
EstambulTurquía.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) espera que el séptimo título de campeón del mundo, conquistado este domingo en el Gran Premio de Turquía, tras un fin de semana complicado por la lluvia, sirva para demostrar que no todo se lo debe a su Mercedes y que merece “respeto”, declaró en conferencia de prensa.

P: No era el favorito y sin embargo ha ganado. ¿Ha sido una de sus mejores carreras?

R: “Corro desde hace tanto tiempo… Es difícil comparar, pero está claro que ésta me ha parecido una de las más completas por las condiciones tan difíciles. Era un verdadero test para mí. Ustedes saben de lo que soy capaz en lluvia, pero era diferente porque era como hielo (risas) y nunca había corrido sobre hielo. Tengo la impresión de haber logrado algo diferente (…) Cuanto más corro, más tengo la impresión de mejorar. Me entiendo mejor, sé lo que espero del monoplaza, lo que tengo qué hacer. Durante las carreras, adapto mi pilotaje para ser el más rápido en cada curva (…) Es diferente en cada vuelta y hoy lo he controlado especialmente bien, sobre todo en la segunda mitad de la carrera”.

P: Se dice con frecuencia que tiene el mejor coche. ¿Esto demuestra que hay algo más que un buen monoplaza?

R: “Quiero más fines de semana complicados, más oportunidades de demostrar de lo que soy capaz. Creo que merezco este respeto. Lo tengo de parte del resto de pilotos que saben que una jornada como la de hoy es muy dura y que el resultado no tiene nada que ver con el coche. Aunque no hubiese podido hacerlo sin mi equipo. Al final, hay otro gran piloto a mi lado, con el mismo coche, que no ha logrado el mismo resultado (…) Claro que hace falta un buen material, siempre ha sido así en este deporte, pero también cuenta lo que haces tú y espero que hoy se haya visto”.

P: Ha dedicado este título a los jóvenes, a los que dice que sueñen. ¿Por qué?

R: “No es ningún secreto que soy el único piloto negro. Cuando era joven, nadie en este deporte se parecía a mí y era fácil poder pensar que era imposible (llegar a F1). Espero que los jóvenes que nos miran digan: no importa de dónde vienes, lo importante es soñar en grande. Si tienes como objetivo algo en lo que no hay nadie de tu mismo origen, traza tu propio camino. Es lo que hemos hecho. Y ha sido tan duro… Espero que esto sirva para enviar este mensaje. Es lo más importante”.

P: Le hemos visto inusualmente emocionado…

R: “Raramente me dejo llevar por las emociones, pero los últimos días me decía: mantén la cabeza fría, todo va a salir bien, tú eres capaz. Había muchas emociones que trataba de contener. Pensaba en mi carrera desde los cinco años, cuando soñaba con estar aquí. Todo me ha venido cuando he cruzado la meta y he roto a llorar. No podía salir del coche porque no llegaba a creérmelo (…) ¡Tampoco quería que me viesen llorar! Me había prometido que no pasaría al ver a todos estos pilotos llorar (risas) ¡Pero ha sido fantástico!”.

P: ¿Ahora sí será el momento para negociar su próximo contrato con Mercedes?

R: “Vamos a ponernos manos a la obra! Hay momentos en la vida en los que te dices: ‘firma rápido para asegurarte el futuro’. Pero yo apuesto por mí mismo. Cumplo con mi trabajo, me conozco mejor que nadie y sé de lo que soy capaz y cómo hacerlo. Mejor que nunca. Quería esperar a acabar mi trabajo. Probablemente vamos a ponernos a negociar en las próximas semanas. Tendremos tiempo en las tres semanas de carreras en Oriente Próximo, aunque también quiero ganar estas carreras. ¡No he terminado!”.