Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, aclaró que “no hay ninguna ruptura” con España, pero insistió en una “pausa” en las relaciones entre ambos países por los abusos que él percibe de algunas empresas españolas en el pasado.

“Lo que dije ayer es vamos por el bien de nuestros pueblos, a tener una pausa. No hablé de ruptura. No. Dije, vamos a serenar la relación, que ya no se esté pensando de que se va a saquear a México impunemente, ya eso pasó, es una falta de respeto”, declaró en su rueda de prensa diaria.

El mandatario se refirió a la polémica que produjo cuando propuso una “pausa” en la relación entre México y España por la corrupción que él denuncia de compañías españolas de energía, construcción y turismo.

El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, respondió que la relación “es una asociación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas o de palabras puntuales” y que “el Gobierno de España no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una declaración” así.

Pero López Obrador volvió a acusar al “poder político” de España de apoyar empresas que “abusaron de México”, entre las que enunció a Iberdrola, Repsol y OHL porque, según él, eran “favoritas” de los gobiernos anteriores.

“Tenemos relaciones íntimas con el pueblo de España, pero en los últimos tiempos durante el periodo neoliberal, empresas españolas apoyadas por el poder político, tanto de España como de México, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo, nos vieron como tierra de conquista”, aseguró en términos semejantes a lo que ha venido repitiendo desde que llegó a la Presidencia.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here