Fotografía: AFP
Damasco, Siria.

Al menos 12 combatientes proiraníes murieron en ataques aéreos contra una de sus posiciones en el este de Siria, informó el domingo una organización no gubernamental siria, que consideró que Israel era “probablemente” responsable del ataque.

“El cuartel general de las fuerzas proiraníes en el este de la provincia de Deir Ezzor fue blanco de ocho ataques (sábado por la noche), que mataron a 12 combatientes iraquíes y afganos y destruyeron vehículos y municiones“, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) en un comunicado.

El director del OSDH, Rami Abdel Rahman, dijo a la AFP que Israel era “probablemente” el responsable de los ataques.

Según la OSDH, que tiene una amplia red de fuentes en Siria en guerra, los últimos ataques tuvieron lugar después de que las fuerzas afganas aportaran refuerzos cerca de la frontera iraquí a una gran base iraní cerca de la ciudad de Al-Mayadin en el Éufrates.

Desde el inicio del conflicto en la vecina Siria en 2011, Israel ha llevado a cabo numerosas incursiones contra las fuerzas del régimen sirio, pero también contra sus aliados, Irán y el movimiento chiíta libanés Hezbolá, dos enemigos del Estado hebreo.

La guerra en Siria, que comenzó en 2011 con la represión de las protestas prodemocracia, ha causado más de 380 mil muertos y millones de desplazados.

A lo largo de los años se ha hecho más compleja con la participación de potencias regionales e internacionales.