Fotografía: AFP
París, Francia.

Más de cinco millones de casos de covid-19 se han registrado en África desde el inicio de la pandemia en China a finales de 2019, según un recuento realizado por la AFP este sábado a partir de fuentes oficiales.

En total, 5 millones 8 mil 656 casos habían sido contabilizados hasta este sábado a las 10h00 GMT en 54 países y territorios. Estos casos solo reflejan una parte del número real de infecciones ya que los test de diagnóstico y los métodos para rastrear los casos cambian de un país y a otro y a menudo son insuficientes.

En África han muerto 134 mil personas desde el inicio de la pandemia y el número de decesos aumentó un 16% la semana pasada con respecto a la semana anterior.

El continente se encuentra bajo la amenaza de una tercera ola inminente y es la única región del mundo donde la pandemia avanzó la semana pasada, en la que se registraron un 30% más de casos que la semana anterior. En el mundo, el número de contagios disminuyó un 14% en el mismo periodo.

Sin embargo, África es, junto con Oceanía, la región del mundo menos castigada por esta pandemia, tanto en contagios como en número de fallecidos.

Siete de cada diez nuevos casos registrados en África se localizan en cinco países del continente: Egipto, Sudáfrica, Túnez, Uganda y Zambia. Sudáfrica es el país con más casos de covid-19 en el continente (un millón 722 mil 086).

La situación preocupante de África se explica por las dificultades a la hora de vacunar: solo 2.87 dosis por cada 100 habitantes se administran en el continente, mientras que en el mundo, el promedio es de 29.56 dosis por 100 habitantes, según cifras de la AFP obtenidas a partir de datos oficiales.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los países más ricos que compartan sus vacunas, porque es una cuestión “de vida o muerte”, según Matshidiso Moeti, directora de la institución para África.

Los países del G7 se van comprometer a distribuir entre los países con menos recursos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, a través del Covax, un dispositivo creado justamente para lograr una mayor equidad en la repartición de los inmunizantes.