Clínica "Una luz en mi camino". Mabel, Ulises y Robeto, creadores.

Por Gabriela León

Ulises Alba Ramírez, Roberto Gómez Ávila y Mabel Márquez González se encuentran materializando un sueño: retribuir el amor que extraños les dieron cuando decidieron dejar de vivir en el ciclo de la adicción. Los tres viven en sobriedad y son la cabeza del nuevo proyecto de la próxima clínica de rehabilitación “Una luz en mi camino”.

La clínica ya tiene un lugar y mientras esperan el permiso de protección civil para poder ejecutarse como centro de internación voluntaria, ya ofrecen terapias de Alcohólicos Anónimos o sesiones de hora y media. Familias Anónimas A.C. espera la consolidación de un grupo grande de familiares para también sesionar en el lugar.

Ulises Alba Ramírez, de 23 años y quien funge como director del lugar pues cuenta con el permiso pertinente de la Comisión Nacional contra las Adicciones para abrir grupos de este ámbito, afirma que a diferencia de otros centros de rehabilitación o anexos del municipio, el trato a quienes deseen comenzar una vida de sobriedad será la diferencia. Además al lugar sólo asistirán a quienes por vayan por voluntad propia.

“No me gustaba el trato, es una enfermedad mental, es algo que si vienes de afuera, tienes que darle lo mejor a ellos, por la obligación que trae uno. En otros centros de rehabilitación te dicen que tiene profesionales, pero no lo tienen. Aquí sí vamos a tener psicólogos, psiquiatras, médicos. Si yo pude, que vengo de un grupo de doble AA, ellos también pueden”.

Roberto tiene la edad de Ulises en sobriedad, y comenta que participar en este proyecto le ayuda a controlar su enfermedad y lejos de los tabúes: reconocer su padecimiento es un catalizador para ayudar a futuros abstemios.

Yo como interno aprendí que necesito darle a otros. En nuestra literatura dice que ayudando a otros nos ayudamos a nosotros mismos. Sabemos y reconocemos que esa una enfermedad progresiva y mortal y no tiene cura, sólo de detiene bajo psicoterapia grupal, que es lo que hacen en todos los grupos de doble AA. 4:24 Los que estamos al frente somos los que damos o no damos, porque un ex alcohólico o lo da todo o no da nada, se trata de dar amor, más que nada. Al no haber quién nos rescate, nosotros nos rescatamos a nosotros mismos”.

Este lugar libre y completamente abierto no sólo cumplirá la función de clínica de rehabilitación para personas adictas, sino que también será un refugio para aquellas y aquellos que necesiten salir del ciclo vicioso de la violencia. Mabel quiere acercarse a generaciones de mujeres que apenas van empezando a consumir algún tipo de droga y que estas puedan sentirse protegidas, y afirma que darán apoyo a cualquier mujer que se sienta atrapada afuera.

“Lo que queremos es que el adicto empiece a vivir, no sólo que deje de consumir, se integre a su núcleo familiar, que esa familia también se cure al mismo tiempo. 30:15 Que tenga una vida útil y feliz, esa es una de las promesas de los grupos de una hora y media y para nosotros es muy importante su círculo social. 30:35 y sobretodo en mi caso personal que también haya algo para las mujeres, porque en lo general las mujeres tienden a esconderse, este es un lugar donde si tú te acercas, vas a estar segura”.

El proceso por interno de la clínica será de cinco semanas y está basado en el modelo Minnesota, el cual se encuentra avalado por el Proyecto MATCH o el estudio de Enfoques del Tratamiento de Alcoholismo, el cual fue impulsado por el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo Norteamericano.

Cabe mencionar que aunque el lugar permanecerá abierto y de acceso libre para las sesiones de hora y media, el cupo para internarse será limitado: se tratarán a 10 o 13 personas. Dado que aún faltan las últimas regulaciones legales, todavía no se establecen los montos para los pacientes, pero aseguran, este variará según el estado económico y los ingresos de cada persona.

El lugar se encuentra en una finca ubicada frente al fraccionamiento La Torres, por la calle Primera de Padre Torres, en la colonia La Huitlacocha. Para más información se pueden comunicar al número 47 41 08 88 71.

Para saber: La última estadística federal de consumidores adictos arrojó que es la metanfetamina y no el alcohol, la droga más consumida en el estado de Jalisco. La psicóloga y especialista en temas de adicción, Roselia Huerta del Centro de Atención Primaria en Adicciones ambulatoria informó para Señal Informativa Lagos de Moreno en mayo de este año, un rebase de pacientes para la atención médica y psicológica de adicciones en dicho centro del Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes Jalisco.