REGIÓN.
El norte de Jalisco entre las zonas con más deficiencias en el tema

La cloración es un medio sencillo y eficaz para desinfectar el agua y hacerla potable, aunque es injerencia de los ayuntamientos realizar este proceso, en la región norte la mayoría de ellos lo ejecutan de manera inadecuada, advierte Armando Pimentel Palomera, director de fomento sanitario en la Comisión para la protección contra riesgos sanitarios en Jalisco (Coprisjal).

“Un elemento que nosotros estamos monitoreando de manera semanal son las concentraciones de cloro libre residual que tiene el agua para uso y consumo humano que los municipios suministran a la población y la verdad, es que hemos identificado que la zona norte es una de las zonas precisamente en donde más frecuentemente encontramos que no están clorando correctamente, a veces se deja de clorar, a veces encontramos puntos donde encontramos que no hay cloro, etcétera. Entonces ante ese panorama, por supuestos que nos preocupa el hecho de que derivado del consumo de agua pueda generarse algún brote, algún problema de salud”.

De acuerdo con lo estipulado en la norma oficial mexicana 127-Ssa-1994, el abastecimiento de agua para uso y consumo humano con calidad adecuada es fundamental para prevenir y evitar la transmisión de enfermedades gastrointestinales, para lo cual se requiere establecer límites permisibles en cuanto a sus características bacteriológicas, físicas, químicas y radiactivas, explicó.

“El agua como sabemos es vital y nos interesa mucho que a los municipios precisamente, les quede muy claro de que son los responsables de abastecer, de proporcionar agua a la población y la verdad es que nos interesa mucho que ellos proporcionen agua de calidad a la población, y nos interesa mucho que esta calidad sea de calidad microbiológica y físico-química como lo establece la norma oficial mexicana; para ello, a lo mejor a veces es difícil cumplir esta norma porque no se cuente con la tecnología digamos para dejarla en esas condiciones”.

La potabilización del agua proveniente de una fuente en particular, debe fundamentarse en estudios de calidad y pruebas de tratabilidad a nivel de laboratorio para asegurar su efectividad, sin embargo, y particularmente al final de las administraciones, se observa cierto relajamiento, reiteró el funcionario.

“Lo que sí nos interesa muchísimo es que al menos el agua que se abastezca si tenga el cloro que es lo que establece la norma, la cantidad de cloro de 0.2 a 1.5 partes por millón, para evitar al menos o para garantizar que microbiológicamente el agua no tenga riesgos al menos en ese sentido. Por supuesto que nos encantaría que el agua físico-química también estuviera dentro de la norma, entendiendo pues las limitaciones de muchos de los municipios de esta zona”.

Con la adecuada desinfección del agua el riesgo a padecer disentería, cólera y algunas fiebres, reduce considerablemente, de ahí la insistencia de cumplir con la norma oficial mexicana 127 que establece las especificaciones para realizar un proceso adecuado del agua, finalizó.

Avatar

Guadalupe Arceo

Reportera en Canal 44 y Radio UdeG Colotlán
Originaria de Colotlán, Jalisco es egresada de la licenciatura en Antropología del Centro Universitario del Norte. Su acercamiento al mundo radiofónico y su formación periodística iniciaron en el año 2011, cuando empezó a laborar como reportera en XHUGC, Radio Universidad de Guadalajara en Colotlán, dos años más tarde fue nombrada jefa de información, actividad que desempeña actualmente y mediante la cual atiende las diferentes temáticas que se generan en el municipio y la región.
Avatar