FOTO: Facebook live: CLADEM Jalisco México

Por: Aurora Quijas

El Comité de América Latina y el Caribe para la defensa de los derechos humanos de las mujeres (CLADEM), El Observatorio de Justicia y Derechos Humanos de Mujeres y Niñas en Zacatecas, condenan la violencia que sufren las comunidades indígenas.

De igual manera manifestaron su indignación por el actuar de la Fiscalía General del Estado de Jalisco y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en el feminicidio de Liliana Carrillo González, que el pasado 3 de marzo se encontró su cuerpo, informó Guadalupe Ramos, coordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los derechos de las Mujeres,

“Que se cumpla con la Ley Orgánica de la Fiscalía, la cual da competencia a la dirección para investigar delitos por razones de género en todo el estado, se presente denuncia penal, estamos pidiendo, exigiendo al Gobierno del Estado que se presente denuncia penal en contra del médico José Fernando Montes de Oca Padilla, quién mintió y rindió un peritaje falso para acreditar un suicidio que nunca sucedió”.

Guadalupe Ramos, coordinadora de CLADEM, solicitó que capaciten y sensibilicen al personal de la Fiscalía en el tema de Interculturalidad, además de que se realicen gestiones para la creación de la Región Norte del Estado de un Centro de Justicia para las Mujeres.

“Que incluya específicamente la atención a mujeres indígenas, se incorpore a la alerta de violencia de género en Jalisco una mesa especial para la atención, sanción y erradicación de la violencia de mujeres y el caso de Liliana se incorpora como caso paradigmático en dicha mesa”.

Guadalupe Ramos, hizo un llamado a la Secretaría de Igualdad Sustantiva a que el caso de Liliana no es un caso aislado en mujeres indígenas del estado de Jalisco.

“El caso de Liliana no es un caso aislado, por lo que es necesario que la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres como mecanismo para el adelanto de las mujeres del estado de Jalisco, realice una investigación un diagnóstico amplio respecto a la situación de las mujeres en las comunidades indígenas del estado que incluya el número de mujeres que han muerto en los últimos 10 años, las causas de esas muertes y el número de suicidios”.

Guadalupe Ramos, por último Pidió justicia por la muerte de Liliana y que cese la hostilidad contra la familia.