Paseo de la Ribera

Por Jonatan Gallardo

El consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública es una actividad recurrente los fines de semana.  Del puente de El Refugio hasta la calle Luis Moreno, por el malecón Paseo de la Ribera, se estacionan vehículos de los que descienden jóvenes –algunos llegan a pie- quienes toman asiento en una de las bancas que adornan el espacio y comienzan a ingerir cerveza o preparados.

Dicha práctica, que comienza cerca de las siete de la noche, va acompañada de música a un volumen elevado. Más tarde, juegan arrancones.

Por meses los vecinos de la zona se han visto afectados debido a la ingobernabilidad de la situación. Si bien aún no existe un registro de algún incidente mayor, no debe esperarse a que suceda para que la autoridad actúe.

Una de las personas afectadas cuenta su percepción respecto a la actividad y la presencia, que en este caso, tiene la policía municipal:

“Pues en muchos aspectos porque fíjese, primero las niñas de 13, 14 años ya borrachas, uno se pregunta qué va a ser de esas muchachas, imagínese nomás. Y en la calle todos los niños pasan y es un círculo vicioso (…) Muy rara vez pero sí, sí hacen de vez en cuando (operativos) pero sí deberían darle seguimiento, vienen un día y no vuelven a venir pues a los tres días ya están otra vez los muchachos”.

Denuncia en redes sociales

A través de las redes sociales hay quienes realizan reportes al Gobierno Municipal para que atienda la problemática. En una primera publicación, realizada el 23 de septiembre, una habitante de la zona denunció dicha actividad:

“… cada semana desde las 7:00 pm aproximadamente, los adolescentes, incluso menores de edad, están tomando alcohol descaradamente, poniendo las botellas en los toldos de los autos, hoy comenzaron una nueva moda, arrancones y quemadas de llanta de camionetas […] algo que me parece bastante peligroso. […] No podemos dejar nuestros autos estacionados porque lo más probable es que se estrellen en algún momento e incuso ir caminando por la banqueta es peligroso porque en cualquier descuido te atropellan, por estar borrachos e irresponsables. Y la policía y tránsito, ¿dónde están?.”

En mes y medio han sumado cinco reportes, todos en fin de semana. Si bien la Policía Municipal respondió a algunos y acudió al lugar para dar solución, persiste el consumo de bebidas, la música y los arrancones.

Marco legal

El Reglamento de Policía y Buen Gobierno del Municipio de Lagos de Moreno estipula en las fracción IV y V del Artículo 56° que son faltas ingerir bebidas embriagantes en la vía o lugares públicos y encontrarse las personas en estado de ebriedad en la vía o lugares públicos salvo que sin alterar el orden se dirijan en ese momento sin conducir vehículos.

Es responsabilidad de las autoridades municipales dar solución al problema, ya que el Artículo 4° de dicho reglamento especifica que «están obligadas a mantener el equilibrio social, restableciendo de inmediato el orden, la seguridad, los servicios, el libre tránsito en vías públicas o en áreas que de hecho o de derecho sean de uso común, y todo aquello que con motivo de la falta altere o pueda alterar el estado de cosas en agravio de los intereses colectivos, familiares o individuales».

Alternativa para solucionar el problema

Según cuenta una vecina afectada, hace casi ocho años la Policía solía llevarse a las personas que estuvieran briagas, y aunque dice que podría ser una solución piensa que la responsabilidad recae en los padres, ya que siendo algunos jóvenes menores de edad, aún se encuentran en tutela. No obstante las personas afectadas consideran que una alternativa sería establecer operativos permanentes el  fin de semana:

“Y sí ellos están al pendiente que no abusen, porque a veces abusan de la fuerza. Pero que pongan remedio, no abuso. Sería muy bueno que los estuvieran checando. Aquí no es cantina.”

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here