Colotlán.
Existe desconocimiento de algunos riesgos y por lo tanto no se toman medidas preventivas

La elaboración del ladrillo en su forma artesanal es un método que se practica desde hace muchos años; en la actualidad esto ya no tendría que ser así, pues gracias a los avances tecnológicos sería posible innovar en la forma de producirlos evitando riegos importantes tanto para la salud como para el medio ambiente.

El humo que despiden las ladrilleras causa graves daños, entre ellos, cáncer, comentó la Dr. Ruth de Celis Carrillo, investigadora del área de inmunología en el Centro de Investigación Biomédica de Occidente del Seguro Social.

“Históricamente se sabe que las personas que pueden desarrollar algún tipo de problema pulmonar, particularmente cáncer de pulmón, son personas fumadoras, pero también personas expuestas a humos tóxicos y a humos que tiene gran polución como son los humos que tienen partículas de materia orgánica carbonizada; esto es debido a que estas partículas son muy ligeras y pueden incluso recorrer grandes distancias, entonces es una de las causas más importantes de cáncer de pulmón, a veces incluso mayor que la de ser fumador habitual. También se ha documentado que las personas que viven en proximidad de las ladrilleras, o los mismos trabajadores de las ladrilleras, pueden desarrollar otros tipos de cáncer que están relacionados con el sistema digestivo”.

De Celis Carrillo aseveró que nadie está exento de padecer algún enfermedad a causa de los humos tóxicos y explicó que uno de los aspectos peligrosos es que los ladrillos son fabricados con fibras vegetales que al ser quemadas liberan partículas carbonizadas que son cancerígenas y además queman desechos como llantas o plásticos que generan contaminantes tóxicos y ozono.

“Yo pienso que es en principio los trabajadores de las ladrilleras, pero también las personas que viven en una cercanía de las ladrilleras la que tienen riesgos elevados, porque justamente estas partículas están en el aire, en la fracción respirable de aire, pero también se pueden depositar en las casas, en el polvo que uno está continuamente dispersando ¿no?, en las cortinas, en los suelos, cuando uno barre las vuelve uno a movilizar y entonces en cualquier momento podrían estar en contacto con nosotros. Además hay otros tipos de afecciones a la salud que no son graves pero sí podrían convertirse en problemas crónicos como la conjuntivitis, como también por ejemplo, problemas de la piel, algún tipo de dermatitis, algún tipo de irritación en la garganta, o sea, de vías respiratorias, tos crónica irritativa”.

La entrevistada agregó que quienes trabajan en este tipo de lugares deben estar debidamente protegidos y utilizar todas las medidas de seguridad, como por ejemplo cubre bocas. En el caso de la población hay prácticas simples como el evitar eliminar las vellosidades de la nariz y consumir antioxidantes. Ruth de Celis, reiteró que el proceso del ladrillo es muy rudimentario y que se debe de innovar en los diseños de las chimeneas para que estas no contaminen.

“Deberían de tener una regulación, o sea, todas las ladrilleras deberían de tener una chimenea con filtros apropiados para que el aire saliera de una manera más limpia, desprovisto de la mayoría de las partículas, de hecho el hacer un filtro, el hacer en la ladrillera como tal el horno, hacer la chimenea y ponerle un filtro, no es algo que sea muy caro, más bien lo que yo considero es que les ha hecho falta la asesoría para que puedan construir sus hornos de manera más segura y menos contaminante”.

Al cuestionar a algunos trabajadores y vecinos de las ladrilleras sobre los riesgos a los que están expuestos y si utilizan medidas de protección, esto fue lo que nos comentaron.

Radio UdeG: —¿Usa alguna protección cuando trabaja en la ladrillera?

Trabajador 1: —No, de hecho de parte mía lo que me pertenece, no estaba enterado de los daños que ocasiona el humo y no, prácticamente no usamos ninguna protección.

Trabajador 2: —No, porque no sabíamos que daños tenía esa enfermedad, entramos a trabajar como los indios “a calzón quitado viejo” porque el gobierno no nos apoya en nada.

Trabajador 3: —No, porque así muchos queman y no sabemos los daños que causan.

Radio UdeG: —¿Usted usa alguna medida de seguridad cuando producen el ladrillo?

Trabajador 4: —La verdad no, nunca nos hemos puesto a ver eso, lo que puede causar.

Radio UdeG: —¿Han pensado en hacer, no sé, algún horno que no contamine o incluso en las chimeneas poner un filtro para que no genere tanta contaminación?

Trabajador 2: —No, no habíamos pensado en eso tampoco, pues no nos damos cuenta de lo que pasaba, pues pasa más bien.

 Trabajador 1: — No hasta el momento, pues de hecho no teníamos hecho de razón de lo que podía ocasionar tanto el humo, como la fundición del material.

Radio UdeG: —Y ahora que ya sabe por ejemplo las enfermedades que puede provocar ¿qué piensa hacer al respecto?

Trabajador 1: —Primero que nada informarme de los daños que se pueden ocasionar y tomar las medidas correctas.

Radio UdeG: —¿Qué medidas de seguridad toma ante el humo que producen las ladrilleras?

Ama de casa: —Procuro no acercarme ni dejar que se acerquen mis hijos, nada más.

Radio UdeG: —¿Nunca ha usado por ejemplo cubre bocas o alguna otra alternativa?

Ama de casa: —No.

Radio UdeG: —¿Por qué?

Ama de casa: —Pues no está, bueno, sí esta cerquita, pero no sé si el humo afecte hasta donde vivo o no sé, es esta y esta nada más y yo vivo allá. No nunca he usado un cubre bocas.

 Radio UdeG: — ¿Y sabe por ejemplo, las enfermedades que se pueden contraer por estar inhalando este humo?

Ama de casa: — El cáncer y el asma ¿no?

Es de suma importancia que los trabajadores de las ladrilleras estén debidamente informados, protegidos y que se haga lo posible por reducir la contaminación mediante filtros en las chimeneas, ya que como menciona la entrevistada, algunos trabajadores no están ni siquiera enterados de los riesgos a los que están expuestos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here