Los retos de la ética periodística

La ética como principio y sustento de la reinvencióndel periodismo

Por Luz Atilano

El Encuentro Internacional de Periodistas, realizado cada año por la Coordinación General de Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, cerró este sábado 2 de diciembre su décimo tercera edición.

Y para dicho evento contó con la presencia de Javier Darío Restrepo, académico de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y máximo referente de ética periodística en América Latina, quien impartió la conferencia “Los retos de la ética periodística”.

Consciente de los cambios y de los desafíos actuales del periodismo, el maestro de larga trayectoria habló de la identidad del periodista como un aspecto que no debe cambiar pese a la reinvención del propio periodismo; y señaló que, frente a una época de retos, éste debe apostar siempre por informar con la verdad.

“Negar o manipular el hecho es atentar contra la verdad, que es la razón de ser de esta profesión nuestra. Sin embargo, conspira contra la autonomía e inviolabilidad de la verdad de los hechos esa artimaña de los hechos alternativos, lo mismo que las verdades incompletas de la publicidad o el uso mañoso de la tecnología digital. […] La verdad así recortada y deformada por el uso de la tecnología, por los intereses del poder, por las exigencias del negocio… es lo que el periodista de hoy debe recuperar, defender y difundir. Y es desde el interior de esa crisis donde el periodismo y el periodista se deben reinventar. […] La reinvención de la profesión es el reto de hoy para cualquier periodista que se respete”, dijo Javier Darío Restrepo.

En este mismo proceso, y pese a dicha crisis que viven los medios, el reconocido periodista señaló la vital importancia de sostener la credibilidad de cada espacio noticioso, de informar al servicio de las personas y no de sus firmas patrocinadoras:

“Cada vez es más sospechosa la relación que crean un patrocinio o una pauta publicitaria. Eso está siempre inspirándole al lector la pregunta ‘¿a quién está sirviendo este periódico?, ¿cuánto de lo que me informa es del interés de los que pagan y cuánto es del interés de toda la sociedad?’ En la conciencia del público se ha acentuado la convicción de que quien tiene el poder político, económico, militar o religioso también tiene el control de la información… y ese control tiene que ver con lo económico: quien paga, informa. […] La confianza del público no se mantendrá si se les ve al lado del poder político o del poder económico y la verdad es que la pauta publicitaria hacer ver al periodista como aliado o favorecido del poder económico. La misma lógica tiene la relación del periodista con el poder gubernamental cuando él o su medio reciben pauta o favores”.

En este sentido, Javier Darío Restrepo mostró la reinvención del periodismo en su puesta al servicio de la sociedad, en su buen uso de la tecnología y en su abandono del sistema caduco que busca dar más y más noticias, tomando por el contrario el interés en comunicar a la comunidad, de preguntarse en qué medida le sirve determinada información y en abrirse a sus aportes: es necesario pensar en el lector como participante, que el proceso informativo se convierta en un diálogo.

Y sobre todo, no darle al receptor lo que quiere, sino lo que necesita; no dar prioridad a las noticias con las que más se vende, sino a las que son de utilidad para el bien público, pues de no ser así, se rebaja la identidad de la función profesional y pasan de ser servidores a ser comerciantes de noticias.

“Reinventar esta profesión será inevitable, pero seguro. Lo más vistoso de esa reinvención es lo que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Lo sustancial y lo de fondo será el uso que haga el periodista de esa tecnología. Así, la reinvención que impulsa lo digital supone un periodista con una clara y activa identidad profesional; si queremos reinventar el periodismo, lo primero es reforzar nuestra identidad profesional, o sea, saber para qué estamos y cuál es la función que le prestamos a la sociedad. Es cierto, la tecnología le ha dado al periodista más poder, y donde hay poder debe haber más responsabilidad… esa evocación a la excelencia que es la esencia de lo ético, es el principio y sustento de todas las reinvenciones de esta profesión, que nunca termina de reinventarse”, concluyó el reconocido periodista colombiano.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here