Por Paúl Martínez Facio

La formación académica más que una opción es una necesidad, el actual modelo económico exige de los jóvenes una preparación cada vez más especializada. Ante esta perspectiva, los gobiernos deben garantizar las condiciones adecuadas para que la formación sea posible. Habitantes de la delegación de Comanja de Corona, tienen actualmente un proyecto en construcción para una preparatoria en su comunidad, pero aunque ya presenta avances considerables, requieren la participación gubernamental para concluirla, pues a la fecha, casi la totalidad de la carga ha recaído en los padres de familia.

Así lo menciona Miguel López Alcalá, delegado municipal de la comunidad:

«En eso necesitamos también un empuje muy fuerte del gobierno, porque hay prepa aquí, hay secundaria, pero se están prestando las aulas. Tenemos la escuela, la primaria y la secundaria va en orden, poquito el gobierno y van participando los padres de familia, los comités y se van haciendo las cosas, y la prepa todavía no nos damos el lujo de estar usando los salones para la prepa».

Y es que a pesar de que ya se cuenta con aproximadamente un 70% de la construcción, el proceso ha sido lento debido a la dificultad para conseguir los recursos, razón por la cual, las clases de bachillerato se tienen que impartir en las instalaciones de la Telesecundaria. Ismael Negrete Padilla, Director de la Telesecundaria Mariano Matamoros, y uno de los iniciadores del proyecto comparte lo siguiente:

«Esta preparatoria tiene aproximadamente diez años en proceso de construcción, esas dos aulas que tienen ahorita construidas, tiene aproximadamente cuatro años, de ahí en adelante el proceso ha sido muy lento. Ya las dos aulas estaban construidas, ya se logró tener lo que viene siendo, las ventanas, toda la herrería, ya están los baños, hay cemento me parece, para una explanada, pequeña, pero sí, la obra ha ido muy pero muy lenta»

Confirma también, que si bien es cierto nunca se les ha negado el espacio, las condiciones en que trabajan no son las más adecuadas, pues tienen que utilizar aulas improvisadas, además de que se ven condicionados al horario de trabajo que tiene la secundaria, situación que los habitantes consideran que merma la preparación de los jóvenes:

«Al horario que entran los de la prepa, pues ya entran tarde, esperando a que salgan los de la secundaria para poder ocupar el lugar, entonces son muy pocas horas las que están llevando de clase, mejor optan por mandarlos a León o a Lagos a estudiar la prepa»

« Ya hay turno en la tarde, pero pues el horario que tienen, pues nada que ver a un horario completo, son una prepa de tres horas. Los mismos alumnos han pedido apoyo a Lagos; de hecho aquí, la misma gente del pueblo, ha donado cemento, días de trabajo, mientras acá del gobierno no»

Visitando las instalaciones en construcción, se pudo constatar que es poco lo que falta para que este proyecto pueda beneficiar no sólo a los actuales estudiantes, sino a los más de 100 alumnos que actualmente cursan la secundaria. Sin embargo, la poca participación gubernamental, hacen de este un proyecto que a más de una década de iniciado continúe sin concretarse.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here