Gregorio Pedroza Perea, jefe de Protección Civil municipal

Por Gabriela Arreola

La temporada de lluvias dio inicio apenas hace unas semanas, con la entrada del mes de junio, y ya ha empezado a causar estragos en la zona urbana y rural de Lagos de Moreno. Las casas habitación que se encuentran sobre todo en el centro de la ciudad, se han visto afectadas estructuralmente, a tal grado de que parte de las mismas se ha venido abajo.

Inmuebles antiguos y céntricos

Gregorio Pedroza Perea, jefe de la Unidad de Protección Civil municipal, indica que esto no es un fenómeno reciente, sino que año con año es común que los inmuebles con más antigüedad sufran este problema, debido a los materiales y técnicas utilizados para su construcción, y, aunado a ello, por el mínimo o incluso nulo mantenimiento que los propietarios dan a las fincas.

«Ahora se nos está dando un esquema de lo que son las casas. Hemos visto que, con anterioridad, desde hace algunos años, hemos estado revisando esas fincas, y ahora, cada vez se vuelven más peligrosas por la humedad, sobre todo en las fincas e inmuebles que están en el centro. La cuestión de los desagües que están taponeados, sus canaletas, y, a parte, la falta de mantenimiento», señala.

La unidad de Protección Civil se encarga de acordonar las zonas de riesgo y colocar señalamientos en la vía pública, que prevengan a la población, para que se mantenga alejada de las fincas propensas a derrumbarse por el reblandecimiento de los materiales a causa de la humedad.

Casas de adobe y madera que ceden ante el agua

Pedroza Perea también dice que corresponde a Planeación y Desarrollo Urbano, y a Obras Públicas responder a los reportes sobre los inmuebles en estado de deterioro por las lluvias, pues muchas veces se antepone el interés de conservación de la zona centro de la ciudad. No obstante, por otra parte, se encuentra el tema de la seguridad tanto de los habitantes de las casas como de los transeúntes.

«En la mayoría de estos inmuebles que hemos detectado, que están en la zona centro, por mencionarte en 31 de marzo, 5 de mayo, López Cotilla, Allende, Nicolás Bravo, y habrá más, que, en todo caso, yo pido mucho a la ciudadanía que nos las estén reportando, dado que, si bien son propiedad privada, no dejan de ser responsabilidad tanto del propietario, primeramente, como también a la autoridad le toca estar previniendo, porque dan a la vía pública. Entonces, en ese sentido, creo que es un apoyo de todos y, sobre todo, primero del dueño, que vea que, si está en un riesgo eminente, pues nosotros tratamos de minimizar esos riesgos».  

Sobre algunos de los casos más emblemáticos, Pedroza Perea hace referencia al colapso que sufrió un domicilio hace unos días en la calle Juárez, en el cual por el taponamiento de un desagüe se vino abajo parte de un segundo piso. Indicó que las autoridades tuvieron que hacer un apuntalamiento. De igual manera, el jefe de Protección civil invita a las personas a que se mantengan al tanto de sus propiedades si es que son dueños de fincas antiguas, dijo que pueden solicitar a Pladue o a Protección Civil que revisen las estructuras para saber si los inmuebles son propensos a venirse abajo.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here