¿Por qué salir de Honduras? Tres niños en Guadalajara lo explican

Están en Guadalajara desde el domingo, cuando llegaron en medio del éxodo de centroamericanos que buscan una vida mejor

0
7
niños migrantes
Fotografías: Cristian Rodríguez
Guadalajara, Jalisco.

Nelson, José y Arnel son tres niños hondureños que hoy amanecieron a más de 2 mil kilómetros de su casa en San Pedro Sula.

Están en Guadalajara desde el domingo, cuando llegaron en medio del éxodo de centroamericanos que buscan una vida mejor, o al menos una con menos peligros y más oportunidades.

Una vida vivible.

El auditorio Benito Juárez, acondicionado por el Gobierno del Estado para recibir a las familias de migrantes, es un lugar un poco extraño, describe José. Quien está por abordar un camión de la Fiscalía, de esos en los que se traslada a los anti-motines, para ser llevado afuera de Guadalajara.

Aunque el Gobierno de Sandoval Díaz dijo estar coordinado con el Gobierno de Sinaloa para evitar que los migrantes pasen por Nayarit, entidad en emergencia por las inundaciones, a esta diáspora del éxodo migrante se le trasladó sólo hasta El Arenal, municipio en los límites de Jalisco, donde fueron obligados a bajar del autobús y seguir a pie.

Uno aspira a ser médico, otro profesor y otro portero para jugar en la liga de campeones de Europa, pero no como el costarricense Keilor Navas, sino como el alemán Marc andre ter stegen.

#44LAB entrevistó a estos tres niños que buscan dejar atrás la violencia y que llevan más de una semana viviendo inclemencias en México. Aquí un poco de su historia.

– Nelson Pérez, 12 años, Honduras –

Fotografía: Cristian Rodríguez
Fotografía: Cristian Rodríguez

¿Cuántos días llevas caminando?
Como dos semanas.

¿Cómo es Honduras?
Honduras es bonito. Si van a Honduras van a ver que hay unos buenos y otros malos. Los que estamos aquí somos buenos. Ir a Honduras es como si fuera a una prisión, porque están los que matan, pero es bonito.

¿Por qué matan?
Les gusta matar.

¿Es difícil vivir en Honduras?
Sí.

¿Por qué?
Me da miedo los que matan.

¿A quiénes dejaste en Honduras?
A mi abuela y un tío.

¿Cómo te imaginabas que era México?
Bonito. Un parque bonito, calles bonitas.

¿Cómo te han recibido los mexicanos?
Los mexicanos me han recibido bien, con comida.

¿Quieres llegar a Estados Unidos?
Sí.

¿Cómo te imaginas que es Estados Unidos?
Bonito, precioso, con amigos y escuelas.

¿Qué les dirías a los niños de México?
Que vayan a Honduras, pero que no salgan de noche. De noche es malo San Pedro Sula, hay mucho marihuanero y mucho que tiene pistolas. Vayan sólo de día.

– José Sierra, 12 años, Honduras –

niños migrantes
Fotografía: Cristian Pinto

Comienza la platica diciendo que estar en el auditorio Benito Juárez es un poco raro, pero es “una bendición de Dios”.

¿Cómo es Honduras?
Es muy terrible porque había muchos muertos. En el día que nos acabábamos de venir, llegaron a Guatemala una familia de nosotros que viven cerca, a un ladito, de nosotros -en Honduras-. Ahí habían balas perdidas porque estaban pillando por los lados la 18 con la MS -mara salvatrucha- (…) Por eso nosotros tomamos la decisión de venir aquí. Nosotros tuvimos un accidente; a una familia, nosotros le dábamos de todo, le dábamos pañales. Pero después la mara les salió con extorsiones y los mandó sacar de la casa, los golpearon, casi los matan, pero gracias a Dios que estamos bien.
A Honduras no volvemos ya.

¿A quién dejaste allá?
A toda mi familia: mis abuelos, a mi abuela.

¿Con quién viajas?
Con mi mamá, mi papá y mis tres hermanos.

¿Cuál es el destino al que quieren llegar?
Pues si no es a los Estados Unidos, aquí a México.

¿Cómo te imaginabas México antes de conocerlo?
Lo confundí con Estados Unidos. Voy creyendo que es bonito México. Nos han ayudado, nos han brindado de todo. Aquí nunca falta la comida. Aquí México es tranquilo.

¿Cómo te imaginas que es Estados Unidos?
No sé cómo imaginarlo.

– Arnel Maradiaga, 13 años, Honduras –

niños migrantes
Fotografía: Cristian Rodríguez

¿Cómo es Honduras?
Es aburrido allá. El presidente de nosotros dice que, si volvemos, va a meternos presos.

¿Es fácil o es difícil vivir en Honduras?
Es difícil. Allá no se hallan empleos. Los estudios, tampoco. Hay pandillas, maras y mucha violencia. A nosotros los pequeños nos persiguen maras para meternos. Por eso nosotros decidimos irnos para Estados Unidos y tal vez pasamos.

¿Cómo te imaginabas que era México antes de conocerlo?
Pensaba que era feo, pero es bonito. Mucha gente decía que en México no se podía vivir.

¿Y ahora que lo conoces, qué opinas?
Yo creo que es bonito para vivir.

¿Te gustaría vivir aquí?
Sí. Esa es la idea: si no pasamos a Estados Unidos, venirnos aquí.

¿Cómo te imaginas que es Estados Unidos?
Dicen que es bonito para vivir, pero el presidente que está -Donald Trump- no quiere dejar pasar a nadie. Si pudiéramos pasar, gracias a Dios. Si no pasamos, pues mala suerte.

¿Con quién viajas?
Con mi papi.

¿A quién dejaste en Honduras?
A mi mami y a una hermana.

A las dos de la tarde, Nelson, José y Arnel subieron a un camión de la Fuerza Única que los llevará, según el personal de la Fiscalía, a las afueras de Guadalajara, donde seguirán su travesía a pié rumbo a Estados Unidos.

Cristian Rodriguez

Cristian Rodriguez

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Guadalajara. Premio Jalisco de Periodismo 2016 y 2017, ambos en la categoría estudiantes.

Es reportero del sur de Jalisco.
Cristian Rodriguez