Quintana Roo toros
Fotografía referencial. Créditos: José Méndez -EFE
Cancún, Quintana Roo.

Quintana Roo prohibió las corridas de toros al aprobar la Ley de Protección y Bienestar Animal, informaron este viernes medios locales.

Tras la aprobación de la legislación en el Congreso local, Quintana Roo se convierte en el cuarto estado del país latinoamericano en prohibir la tauromaquia.

Pero en la decisión legislativa, que entró en vigor esta semana, no solo quedó prohibida esta práctica que legaron los españoles a México, también las peleas de gallos quedaron abolidas.

De hecho, en un inicio la ley preveía solo incluir el caso de las peleas de gallos, pero durante la misma sesión del período extraordinario del Congreso local se agregaron las corridas de toros a la prohibición.

El congreso de Quintana Roo informó a través de un comunicado de que la nueva legislación toma propuestas de la sociedad civil recogidas en las mesas públicas de trabajo, entre ellas la prohibición de “los actos que impliquen sufrimiento o daño como las corridas de toros y peleas de gallos”.

“Esta ley contiene medidas para llevar a cabo acciones que fomenten la cultura de protección a los animales, así como de su trato digno y respetuoso. De igual forma se fijan reglas para la cría, venta y exhibición de animales, se establecen las obligaciones en materia de protección animal, así como el procedimiento de la captura de animales abandonados o perdido”, continúa el comunicado.

Por el momento, las corridas de toros han sido prohibidas en cuatro estados del país: Sonora, Guerrero, Coahuila y ahora Quintana Roo.

En Sonora, los diputados locales decidieron desterrar esta práctica en 2013. Un año después ocurrió en Guerrero, mientras que en Coahuila fue vetada en 2015.

Sin embargo, contrasta que en los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Guanajuato, Michoacán, Querétaro, Tlaxcala y Zacatecas esta actividad es considerada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

En redes sociales, la prohibición ha sido en general bien recibida.

También en webs y organizaciones de afinidad animalista han celebrado unánimemente la prohibición, como Peta Latino o Comer Vegano.