Perros en situación de calle

Por Gabriela León

Funcionarios de Lagos de Moreno trabajan para crear un nuevo Reglamento de Control Animal, que coordine dependencias, avale responsabilidades ciudadanas y permita sancionar a quienes se encuentren culpables de maltrato, descuido o negligencia animal.

El director de Control Animal, Roberto Chávez Martínez y la regidora Martha Yolanda Ruiz Ambriz, quienes también son rescatistas, están interesados en incluir los tres aspectos antes mencionados para formar un municipio con conciencia animal y libre de maltrato. Ambos coinciden en que el reglamento del 2003 que rige las acciones humanas contra los animales, está atrasado y no involucra a la ciudadanía:

“Es meramente un reglamento interno, no abarca temas como la reglamentación de los ciudadanos con el cuidado y las obligaciones que deben tener hacia sus mascotas. Específicamente el centro de atención y control animal está tipificado como centro antirrábico, pero afortunadamente hace 40 años que en Lagos de Moreno no tenemos rabia, pero es para el sacrificio de animales”.

Si bien está aún en proceso de reformulación, el Ayuntamiento trabaja con las nuevas prácticas, como lo son fomentar la adopción, alargar el tiempo de espera antes de sacrificarlos (designado a 72 horas), verificar establecimientos veterinarios o de venta de animales, aplicar vacunas antirrábicas a mascotas abandonadas o en situación de calle, rescatar mascotas con maltrato, notificar y sancionar a los dueños o comerciantes, entre otros.

Cada semana, en la dirección de Control Animal se reportan alrededor de 50 denuncias, en las que sobresalen las acusaciones de maltrato o abandono y el aviso de perros callejeros. Sin embargo, ambos funcionarios destacan que no existen perros callejeros, sino dueños irresponsables.

También se enuncian los avisos de venta de canes, que según el director, es alimentada por crianza desmedida; motivo por el que se comenzará a sancionar este tipo de actividades realizadas de manera irresponsable.

“A propósito de lo que menciona mi compañero de la venta sin orden e ilegal de animalitos, para nosotros es importante que la gente conozca que este reglamento está mencionando las diferentes sanciones, o sea, ya no se puede seguir creciendo la población canina, sobre todo la población canina de manera desordenada”, señala la regidora Yolanda Ruiz.

Ecología, Salud Municipal, Tesorería, Protección Civil, Inspección y Vigilancia, Seguridad Pública y las oficinas de Control Animal son las dependencias que se vinculan para el rescate y aplicación de sanciones; en un hecho histórico, hace un mes se cobró la primera multa por maltrato. Estas podrían ascender desde los 700 hasta los 27 mil pesos.

“Acarrea muchas consecuencias el tener una mascota, las sanciones vienen fuertes y cubren muchas, para empezar la responsabilidad de la gente hacia un animal es como si fuera para un niño. En este reglamento también se prevé la participación de la sociedad civil, se está proponiendo un consejo ciudadano integrado sobre todo por miembros de grupos animalistas y rescatistas”.

Antes de ser multada, cada persona podrá firmar una responsiva, en el caso de los negocios verificados que no cumplan con la reglamentación requerida o tengan malas prácticas, se procederá con la clausura.