disturbios anti musulmanes Sri Lanka
Fotografía: Lakruwan Wanniarachchi - AFP
Colombo, Sri Lanka.

Un musulmán murió en Sri Lanka el lunes, informó la policía tras imponer el toque de queda en todo el país para frenar las represalias por los atentados contra iglesias y hoteles de Pascua.

El hombre de 45 años murió poco después de su admisión en un hospital en la ciudad de Puttalam (noroeste) durante los disturbios anti musulmanes que comenzaron el domingo en la zona, dijo un funcionario policial a la AFP.

“La muchedumbre lo atacó con armas blancas en su taller de carpintería”, añadió la fuente. “Esta es la primera muerte de los disturbios”.

Su muerte se conoció después de que las autoridades decretaran un toque de queda nocturno en todo el país y se ordenara a la policía usar la fuerza máxima para lidiar con los alborotadores, después de que turbas de personas incendiaron tiendas y vehículos de propiedad musulmana.

Fuentes oficiales dijeron que el toque de queda tenía como objetivo evitar una mayor escalada de la violencia, pero la policía no dijo por qué se extendió la medida a todo el país de 21 millones de personas.

Inicialmente, en los distritos de Puttalam, Kurunegala y Gampaha, cerca de Colombo, se pidió a la población permanecer en lugares cerrados después de que una turba liderada por cristianos atacara varios negocios y mezquitas de musulmanes el domingo y el lunes.

“El toque de queda en los tres distritos se levantará a las 6H00 am del martes, mientras que en el resto del país, se impondrá un toque de queda desde las 9H00 pm hasta las 4h00 am”, dijo la policía en un comunicado.

La policía informó que hubo incidentes esporádicos de turbas que arrojaron piedras e incendiaron motocicletas y automóviles de musulmanes. En la ciudad de Hettipola, al menos tres tiendas fueron incendiadas