Panamá
Fotografía: Luis Acosta - AFP
Ciudad de Panamá, Panamá.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, advirtió este jueves que no va a permitir la confrontación social por un proyecto de reforma constitucional, que ha generado protestas con más de medio centenar de detenidos.

No voy a permitir que ningún artículo o absolutamente nadie ponga a los panameños, independientemente de color, sexo o posición ideológica, a confrontar”, advirtió Cortizo en conferencia de prensa.

Las declaraciones del mandatario se producen después de dos días de manifestaciones luego de que el legislativo aprobara el lunes un proyecto gubernamental para reformar la Constitución, que data de 1972.

El proyecto volverá a ser discutido en un nuevo período legislativo en 2020 para luego pasar a un referéndum.

En la manifestación de este miércoles, que terminó con incidentes, la policía detuvo a 54 personas, de las cuales 11 son extranjeras, según Cortizo.

El paquete de reformas, elaborado por un consejo de múltiples sectores, contempla la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional.

Sin embargo, los diputados introdujeron un artículo que solo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer, y otros que presuntamente facilitarían la impunidad y dificultarían la modernización de las instituciones.

Cortizo manifestó que se ha creado un grupo especial para analizar los artículos más polémicos y fustigó a los diputados, incluidos los de su partido, por haber modificado el texto original.

“Las reformas constitucionales se van hacer como se deben hacer. Nadie va a jugar con ‘Nito’ Cortizo”, dijo refiriéndose a sí mismo con el apodo con que se le conoce popularmente.

Además mostró su preocupación por la confrontación en torno al artículo sobre el matrimonio y criticó a un diputado de su partido, que el pasado martes impidió la entrada al parlamento de un grupo de personas aduciendo que eran “gays”.

“Lo que pasó hace un par de días con un diputado a mí me disgustó enormemente y no lo voy a permitir”, dijo visiblemente enfadado.