Japón
Fotografía: Jiji Press - AFP
Tokio, Japón.

Las autoridades japonesas ordenaron este miércoles la evacuación de más de un millón de personas a causa de las lluvias torrenciales que azotan al sur del país, un año después de unas mortales inundaciones que provocaron unos 200 decesos.

También informaron sobre pequeños deslizamientos de tierra en algunas partes de la región afectada, según la radio pública NHK.

Un total de 1.12 millones de personas, en las prefecturas de Kagoshima y Miyazaki, recibieron la orden de trasladarse a refugios. Asimismo, se indicó que los aludes de barro arrastraron varios autos y sepultaron una casa en Kagoshima.

Hasta el momento no se ha informado sobre eventuales heridos, y las autoridades tampoco señalaron cuántas personas han acatado hasta ahora la orden de evacuación.

Ésta se emite cuando hay grandes probabibilidades de que se produzca un desastre natural, pero si bien las municipalidades instan de manera repetida a los residentes a evacuar sus hogares, estas instrucciones son ignoradas con frecuencia.

El nivel de alerta más elevado de la escala se activa una vez declarado un desastre y se ordena a la población que tome medidas para proteger su vida.

La Agencia meteorológica nipona advirtió sobre la posibilidad de que se produzcan avalanchas de barro en varias partes de Kagoshima, añadiendo que las lluvias torrenciales continuarán durante la noche del miércoles.