deslave
Fotografía referencial: Johan Ordonez - AFP
Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Tres niñas de 4, 7 y 12 años de edad murieron este jueves soterrados en su vivienda en una comunidad indígena al oeste de Guatemala por un deslave provocado por las lluvias que afectan el país, informó el organismo de protección civil

El suceso se registró en la aldea Naranjales, en el departamento de Huehuetenango, fronterizo con México, dijo a periodistas el vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), David de León.

Los menores son las primeras víctimas mortales de la actual época de lluvia, que comenzó a finales de abril y termina en noviembre, precisó el vocero de la Conred, a cargo de protección civil.

El deslave también afectó a una bebé de cinco meses y una mujer de 30 años, quienes fueron rescatadas con vida y trasladadas a un centro asistencial del lugar.

No estaba claro si las fallecidas pertenecen a una misma familia, dijo el portavoz.

Datos de la Conred indican que en la presente temporada de lluvia unas 981 personas fueron evacuadas y 291,121 resultaron afectadas por inundaciones, casas anegadas o por deslizamientos de tierra que bloquean carreteras.

Además, las precipitaciones dejaban 350 casas con daños de variada gravedad, mientras que dos puentes resultaron destruidos.

En 2018 las lluvias dejaron nueve muertos, una cifra inferior a los 30 fallecidos en la temporada de 2017, según la Conred.

La época de lluvias suele dejar una estela de muertes en Guatemala, donde 59% de sus 17.7 millones de habitantes viven en la pobreza.