Economía de México al alza
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México. 

La economía de México creció en el primer trimestre un 1,3 % respecto al mismo periodo del año anterior, apoyada por una actividad interna que mantiene el dinamismo y un sector agropecuario con un desempeño favorable, señalaron hoy fuentes expertas consultadas por Efe.

El resultado interanual registrado de enero a marzo se posiciona ligeramente por encima de la cifra adelantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) a finales de abril, que estimaba un incremento de 1,2 % en el producto interno bruto (PIB).

Esa institución señaló hoy que, según cifras desestacionalizadas (sin factores coyunturales por temporada), el PIB aumentó 2,3 % en este primer periodo del año respecto al mismo lapso de 2017.

Los resultados de este primer trimestre están “en la línea con lo esperado”, dijo a Efe Delia Paredes, directora ejecutiva de análisis económico y estrategia de Banorte.

La analista refirió que los datos reflejan “una economía doméstica que mantiene el dinamismo, lo que se percibe básicamente en lo concerniente al sector servicios, que aporta aproximadamente 60 % del PIB.

Las actividades terciarias subieron 0,9 % de acuerdo con cifras originales. En este sentido, destacaron los avances en servicios financieros y de seguros (4,1 %), servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas (3,2 %) y comercio al por menor (3,2 %).

La comparación entre los resultados de este trimestre y el mismo de 2017 se dificulta debido a la semana santa, que esta vez ha caído en la última semana de marzo, en vez de en abril como el año pasado, por lo que hubo menos días laborables.

Paredes subraya la recuperación del sector de la construcción, que creció 1,5 %. En los pasados trimestres, este componente le restó al PIB, pero ahora se ve la recuperación que está teniendo la actividad en el ámbito no residencial.

La analista económica Mariana Paola Ramírez, del banco Ve por Más, hace hincapié en el “desempeño positivo” del sector agropecuario, que ha experimentado un avance de 5,4 % en los primeros tres meses, una cifra más elevada que las registradas a lo largo de todos los trimestres de 2017 (con una media anual de 3,4 %).

Aunque el sector agropecuario “tiene un peso relativamente bajo”, si no hubiese aportado al PIB este trimestre, el índice habría registrado dos décimas menos, en cifras desestacionalizadas, argumentó Ramírez.

También sin contar factores coyunturales, las actividades secundarias avanzaron 0,3 %, “versus la caída de 0,5 % de todo el año anterior”.

“Ahí lo que estuvo ayudando es que la minería sigue registrando retrocesos, pero en menor medida” que en 2017, y se está dando “un impulso en el precio del petróleo”, agregó.

Para los próximos meses, la analista de Banorte considera que los resultados van a ser positivos por “la recuperación de la demanda externa y un sector de servicios que va a seguir estando relativamente fuerte”.

No obstante, hay que tener en cuenta una posible moderación cuando empiece a “desvanecerse el efecto del gasto público” a raíz de las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, cuando -apunta- será la inversión privada la que tome la estafeta.

Por su parte, Ramírez destaca que va a ser importante ver cómo se materializan los dos temas que marcan la incertidumbre respecto al país: las elecciones y la recta final de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, firmado entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Sin lugar a dudas, la volatilidad del tipo de cambio, y sobre todo la depreciación reciente, podría tener un efecto nuevamente en el sector servicios mediante la inflación”, agregó.

Para este 2018, el Banco de México prevé que la economía del país crezca en un rango de entre 2 % y 3 %.

El PIB de la mayor economía latinoamericana después de Brasil aumentó 2 % en 2017, cifra inferior al 2,9 % registrado en 2016 y al 2,6 % de 2015.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here