Mesa
Fotografía: Daniel Walker - AFP
La Paz, Bolivia.

El candidato presidencial opositor Carlos Mesa rechazó este miércoles una auditoría pactada entre el gobierno de Evo Morales y la OEA, a la que calificó de “unilateral” e “inconsulta” junto a otros sectores de Bolivia.

Nosotros no aceptamos la auditoría en los actuales términos pactados unilateralmente“, afirmó Mesa en una declaración de prensa, horas después de que el canciller Diego Pary confirmara el inicio desde el jueves de un examen completo a las elecciones generales del domingo 20 de octubre.

A pesar de la negativa de Mesa, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, escribió en Twitter que “los resultados de la auditoría electoral (…) demorará entre 10 a 12 días y se basará “en cuatro aspectos: -Verificación de cómputos: actas y papeletas -Verificación de proceso informático -Componente estadístico y proyecciones -Cadena de custodia”.

Además, el embajador de Alemania en Bolivia, Stefan Duppel, tuiteó que su país confía en que la auditoría de la OEA “esclarezca la situación actual y señale la salida más adecuada”, por lo que decidió apoyar ese proceso con 100 mil dólares.

Sin embargo, Mesa opinó que “la auditoría acordada entre la OEA y el candidato del MAS (Movimiento al Socialismo, partido de Morales) no ha consultado ni al país, ni nuestras condiciones, principalmente las de desconocer los resultados del cómputo realizado por el TSE y la necesaria participación de representantes de la sociedad civil en el proceso”.

La oposición considera que el recuento de votos realizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) estuvo plagado de irregularidades, tras dar a Morales como ganador en primera vuelta. El polémico cómputo causa violentas protestas en el país desde la semana pasada.

Bolivia ingresó a su segunda semana de conflictos, con la quema de oficinas electorales, huelgas y bloqueos; mientras la misma OEA, la Unión Europea y países de la región recomendaban un balotaje para poner fin a las tensiones.

En su comunicado, el opositor Mesa expresó además que “reconocemos” las posiciones de instituciones, sectores cívicos y movimientos sociales que “plantean la anulación de las elecciones y manifiestan su desconfianza acerca de la auditoría pactada” entre La Paz y la OEA.

El TSE dio ganador en primera vuelta a Morales (47.08%) frente a Mesa (36.51%), una ventaja de 10 puntos que según la ley permite acceder a la presidencia sin necesidad de balotaje.