Por Gabriela Arreola

Según declaraciones del actual director de Recursos Hidráulicos en el municipio, Luis Limón Reyna, las fugas cuyo origen se encuentra al interior de las propiedades particulares, son responsabilidad única y exclusivamente de los propietarios. No obstante, indica que aunque el municipio muchas veces sabe de su existencia, no tienen la facultad de imponer alguna sanción a los responsables, a pesar de que debido a estos inconvenientes se desperdicia una cantidad considerable del líquido.

Intervienen en la detección del origen y la fuga

Recursos Hidráulicos apoya a las personas si éstas realizan un reporte a la dirección; los empleados del Ayuntamiento se hacen presentes para determinar la causa de la descompostura y sólo si se trata de un problema menor que no requiere una gran inversión, se les apoya. Sin embargo, la dependencia no puede ir más allá y la reparación de algún desperfecto de mayor envergadura corresponde a la persona propietaria de finca.

«No es, digamos, obligación del departamento, pero siempre damos el apoyo, sí las atendemos, si bien no corremos con el 100% de la reparación por lo menos intervenimos la detección del origen de la fuga; ya la cuestión del material y la reparación le corresponde al usuario que detecte el problema. Pero sí tenemos muchos reportes a los que les estamos dando el apoyo y la atención. Son muchas, son bastantes y sobre todo hay unas que afortunadamente no afectan a las viviendas por ahí cercanas, pero la mayoría afectan a la propia vivienda y a otras viviendas contiguas», señala.

Es considerable el número de reportes de fugas particulares

El servidor público indica que son muchos los reportes que recibe la dirección sobre fallas en las tuberías tanto de agua como de drenaje en domicilios particulares. No obstante, las fugas se vuelven un problema cuando el propietario hace caso omiso a su compostura y esto llega a afectar el suministro en hogares vecinos.

«Pues simplemente se les da el apercibimiento, nosotros únicamente les damos las facilidades a tiempo, ya si hay alguna situación que no puedan manejar ellos, por ejemplo, que no puedan controlar la presión, pues nosotros actuamos ahí dándoles ese tipo de apoyo.  Pero no nos ponemos en un plan muy estricto en el sentido de que les vamos a cortar el suministro, cosas de esas. Pero ha habido ocasiones en que se les dice dos o tres veces y la gente no hace caso por arreglar; son muchos los pretextos que pone la gente, pero nosotros no actuamos de manera tajante, todavía de marea escrita hacemos otra recomendación».

Limón Reyna termina recomendando a las personas que estén al pendiente de la infraestructura hidráulica en sus hogares, y arreglen cualquier desperfecto lo más rápido posible, pues estas son comunes a causa de la edad de las instalaciones y los diferentes tipos de terreno en Lagos, el cual presenta pendientes, inclinaciones y suelos pedregosos. También hay que tomar en cuenta los malos trabajos de fontanería, que en algunas ocasiones causan los problemas en los hogares.