Trump investiga injirio en elecciones
Fotografía: Nicholas Kamm/ AFP
Washington, Estados Unidos.
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo el martes que sentía la obligación de investigar si Ucrania interfirió en las elecciones de 2016, sin decir si creía o no en esta teoría conspirativa ampliamente desacreditada.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, busca que se abra una investigación sobre si Ucrania en vez de Rusia interfirió en estos comicios, una idea negada por los servicios de inteligencia estadounidenses y tachada de propaganda rusa por un exfuncionario de la Casa Blanca.

“Cada vez que hay información que indica que algún país se ha metido con las elecciones estadounidenses, no solo tenemos el derecho sino también el deber de asegurarnos de perseguirlo”, dijo Pompeo a los periodistas cuando le preguntaron sobre esta teoría.

Sin mencionar Ucrania, el exdirector de la CIA dijo que sabía que “muchos países” y actores no estatales estaban tratando de “socavar la democracia estadounidense”.

Estados Unidos debería analizar “cualquier nación de la que tengamos información que sugiera que pudo haber interferencia o un esfuerzo por interferir en nuestras elecciones”, dijo Pompeo.

“Tenemos la obligación de asegurarnos de que el pueblo estadounidense pueda ir a las urnas, votar, de una manera que no se vea afectada por estos actores malignos que intentan socavar nuestros valores democráticos occidentales”, dijo.

Los servicios de inteligencia estadounidenses descubrieron que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 para impulsar a Trump sobre su rival, Hillary Clinton, aunque una investigación posterior de Robert Mueller reveló que no hubo colusión entre la campaña de Trump y Moscú.

En una llamada de julio al presidente Ucraniano, Volodimir Zelenski, que desencadenó la investigación de juicio político en curso, Trump solicitó investigaciones sobre el rival político Joe Biden y sobre la teoría de que una compañía ucraniana albergaba un servidor pirateado del Comité Nacional Democrático.

Fiona Hill, exfuncionaria del Consejo de Seguridad Nacional, dijo ante el Comité de Inteligencia de la Cámara el mes pasado que la narrativa de conspiración de Ucrania, impulsada por el abogado de Trump, Rudy Giuliani, era ficticia.

Y criticó que se diera pábulo a “mentiras impulsadas políticamente que claramente fomentan los intereses de Rusia”.

El martes, durante una visita a Estonia, Zelenski también negó las acusaciones de que Ucrania interfirió en las elecciones estadounidenses.

Ucrania ha buscado ayuda militar para combatir a los separatistas respaldados por Rusia. La Casa Blanca retrasó la asistencia, un punto clave en la investigación de juicio político.