INE presupuesto recortes
Fotografía: Julio Cesar Aguilar - AFP
Ciudad de México, México.

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que ajustó su presupuesto para 2020 luego de ser muy crítico con el sustancial recorte que estableció la Cámara de Diputados para el organismo.

“A diferencia de lo ocurrido en 2019, no vamos a solicitar una ampliación presupuestal a la Secretaría de Hacienda, porque esto mandaría un mal mensaje de que un órgano autónomo del Estado mexicano depende de instancias gubernamentales para cumplir adecuadamente sus funciones”, afirmó el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, según recoge un comunicado del organismo.

Bajo esta premisa, el Consejo General del INE aprobó ajustes a su presupuesto para el Ejercicio Fiscal del año 2020, luego del recorte de 1.071,5 millones de pesos aprobado por la Cámara de Diputados.

En sesión extraordinaria, Córdova explicó que los ajustes no afectan ninguno de los proyectos que contribuyen a “dar certeza” a las elecciones.

Córdova garantizó que el INE hará todo lo posible por no reducir la calidad de la organización de las elecciones y no afectar los derechos laborales de las y los trabajadores del instituto.

En su intervención, el presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto, Benito Nacif, detalló que el INE tomará medidas dirigidas a suspender proyectos de inversión.

Y posponer, dentro de los plazos que permite la ley, actividades que son parte del Proceso Electoral Federal 2020-2021 y los 32 procesos locales coincidentes, a fin de poder absorber el recorte.

“Con esta propuesta de ajuste, el INE busca conservar la suficiencia de recursos para garantizar, como siempre lo ha hecho, la organización de las elecciones con los estándares establecidos en la ley y exigidos por la ciudadanía”, indicó.

El pasado 25 de noviembre, el INE alertó que el recorte a su presupuesto aprobado en el Congreso mexicano lo dejaba en un “límite crítico” para 2020.

En ese entonces, el INE defendió su petición de presupuesto al subrayar que se calculó “sin excesos para poder cumplir cabalmente” sus funciones y calificó la reducción como “grave” y la “más alta de la historia” para este instituto.

El presupuesto, aprobado por los diputados el 22 de noviembre, estableció como prioridades del gasto los programas sociales, la seguridad pública, el bienestar social y la industria energética, como la infraestructura de Pemex, y contempló recortes para órganos autónomos como el INE.