Venezuela vía pacífica
Fotografía: EFE
Buenos Aires, Argentina.

Los ministros de Exteriores de los países que integran el Grupo de Lima reiteraron este martes su condena al “régimen ilegítimo y dictatorial” de Nicolás Maduro en Venezuela y defendieron su compromiso con que la solución a la crisis de ese país llegue por la “vía pacífica”.

“Creo que en este momento todos estamos comprometidos con alcanzar una solución por la vía pacífica”, expresó el canciller argentino, Jorge Faurie, en una rueda de prensa tras celebrarse en Buenos Aires la decimoquinta reunión del grupo, en la que se volvió a defender la labor del líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente encargado de ese país.

El encuentro se produjo al mismo tiempo en que se conoció que Estados Unidos ha dado a Maduro un “corto plazo” para dejar el poder, un asunto que, según Faurie, “no formó parte” de las conversaciones en la capital argentina, aunque remarcó que los países presentes hoy están “comprometidos” con alcanzar una solución por “vía pacífica”.

En este sentido, Faurie se refirió a la aprobación hoy en el Parlamento de Venezuela, en una sesión especial celebrada en la calle, de la reincorporación del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que suscribe el compromiso de defensa mutua entre naciones ante ataques armados.

“El pedido del reingreso del TIAR tiene previsiones de todo tipo (…) Este es un tema que trataremos en nuevos diálogos que mantendremos los cancilleres y será en esa oportunidad que tomemos una posición al respecto”, agregó el diplomático argentino.

“Siempre el uso de la fuerza será un recurso que quedará para el momento que corresponda”, agregó.

Consultado por hasta cuándo se puede dialogar salidas diplomáticas a la crisis, el ministro anfitrión de la reunión aseveró que “en los procesos negociadores siempre hay claras líneas rojas”.

“Para el Grupo de Lima una convocatoria anticipada del mandato de la Asamblea Nacional es una clara línea roja que no querríamos ver ultrapasar (sic)”, señaló en respuesta a un eventual adelantamiento de la convocatoria a las elecciones legislativas por parte del Ejecutivo de Maduro.

Este hecho merecería, según Faurie, “el firme repudio no solo del Grupo de Lima, sino de toda la comunidad internacional por alterar de la manera más dramática posible la situación que hoy ya precaria existe dentro de Venezuela”.

En el encuentro con la prensa, en el que también estuvieron los otros cancilleres y altos representantes de los países del Grupo, también intervino el ministro peruano, Néstor Popolizio, quien, como ya había hecho su par argentino, apoyó las conclusiones del informe encabezado por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Este documento, conocido el 5 de julio pasado, instó al Gobierno de Maduro a acabar con “las graves vulneraciones de derechos” en el país.

“Hemos apoyado las conclusiones del informe sobre la sistemática violación de estos derechos por parte del régimen ilegitimo y dictatorial”, de Maduro, afirmó Popolizio.

Faurie leyó la declaración consensuada entre los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, en la que, entre otros asuntos, se destaca la decisión de remitir las conclusiones del informe de la expresidenta chilena a la Oficina de la Fiscal de la Corte Penal Internacional.