Facebook, el nido del acoso cibernético en Jalisco

0
92
Fotografía: Leon Neal – AFP
Guadalajara, Jalisco.

“Me acosa siempre, crea perfiles diferentes. Lo bloqueo y crea otro perfil y me sigue molestando”, relató Alejandra, a quien llamaremos así para proteger su identidad. Ella ha sido hostigada por la misma persona, desde hace diez años. “Y yo sé que es él por la forma en la que se expresa. Pero también hay otros que me acosan, no solamente él, pero él sí es como el de planta, el que siempre está ahí”.

Facebook es la red social donde más acoso y hostigamiento sexual cibernético se da en la actualidad, ¿por qué? Porque es de fácil acceso y los usuarios no suelen usar tantos filtros de seguridad, explica una analista de la policía cibernética de la Fiscalía General del Estado (FGE) que por seguridad no da su nombre.

“Se ha incrementado porque más personas acceden a internet, porque más personas tienen acceso a redes sociales, porque es muy fácil crear una cuenta en Facebook. Lo que no toman en cuenta es la configuración de sus redes, que sea privada (…) el detalle es ese, privatizar, configurar; que haya una cultura previa”.

De acuerdo al Informe Usuarios de Internet y Redes Sociales (WeAreSocial y Hootsuite), hasta enero del 2018, la red social Facebook contaba con 2 mil 167 millones de usuarios al mes, lo que la hace la red social con mayor número de usuarios, por ello, el acoso por este medio es aún más frecuente.

– La cifra negra de la denuncia –

En los últimos seis meses, el municipio de Guadalajara encabeza las carpetas de investigación por este delito: 60 mujeres se acercaron a denunciarlo, seguido de Zapopan con 35 casos; sin embargo, existe una gran cifra negra de mujeres y hombres que desconocen que el acoso u hostigamiento sexual en sus diferentes modalidades puede denunciarse para ser perseguido.

La especialista en delitos cibernéticos refiere que este delito se engloba en las mismas cifras que reporta la Fiscalía General en todas las carpetas de investigación, sin importar si la acción fue presencial o por redes sociales.

Aunque las denuncias se dieron por todo Guadalajara, el primer cuadro de la ciudad, además de la colonia Las pintas, es donde ocurren más casos de acoso registrados.

En tanto, Zapopan tiene más casos reportados en colonias como Mariano Otero. Mientras que en Tlaquepaque, las colonias con mayor cantidad de denuncias son en la Cabecera Municipal de San Pedro, Miravalle y Las Juntas; y en Tonalá, la colonia Loma Dorada es la que mayor incidencia muestra.

En la siguiente infografía se muestran el número de carpetas de investigación por año y municipio.

– El ciber-acoso no tiene exclusividad –

El ciber-acoso no es exclusivo de Facebook, sino que de manera generalizada se da en otras redes sociales como Instagram, Twitter, Snapchat y otras plataformas digitales, como el caso de Selene, quien fue acosada hace algunos años en su blog personal, donde escribía cuentos para niños.

“Me afectó tanto, lloré mucho cuando leí esas cosas y no dejaba de pensar en eso. En esa ocasión no le dije a nadie, me dio vergüenza denunciar esa situación porque era incentivar a que me vieran de esa forma. Para mí fue algo extraordinario porque no estaba publicando una foto, era sólo un texto y ni siquiera eran textos eróticos, eran cuentos sobre niños y monstruos. Eso me llevó a pensar que las personas que leyeran mis textos iban a imaginarme escribiendo desnuda, por eso deje de hacerlo por completo”.

Para Selene no era casualidad, su acosador la tenía identificada, la conocía y la hostigaba a través de su blog. Se sentía acechada.

Video: 44LAB

Internet se ha convertido en un medio para “acosar, amenazar y chantajear sexualmente” lamenta la especialista en delitos cibernéticos, cuestión que coincide con la visión de la directora del Centro de Evaluación e Investigación Psicológica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud en la Universidad de Guadalajara (UdeG), Martha Catalina Pérez González, quien advierte que en las redes sociales se repiten las conductas negativas de la realidad.

“Se están replicando las circunstancias que se viven en la vida cotidiana, pero ahora en el ciberespacio, porque estamos hablando que, por su generación, son nativos digitales y por supuesto que tienen una vida en estas áreas y replican las cosas que en su día a día están viviendo de forma cotidiana en la escuela, con los amigos, la familia en la calle y la cultura”.

– Ellas no denuncian ante una autoridad, pero sí lo hacen en sus redes sociales –

Alejandra, la chica acosada en Facebook, nunca ha denunciado a sus acosadores, “Sí pensé en denunciarlo porque ya tienen una obsesión, pero no lo he hecho. Sí lo he pensado pero no sé cómo proceder. Se podría decir que he sido muy apática en investigar cómo podría hacer esta denuncia”.

Algunas mujeres no denuncian no sólo por no saber cómo hacerlo, sino por miedo, por sentirse vulnerables, entonces entran en un estado de victimización, comenta la investigadora de la UdeG, Pérez González.

“La idea es no callarse, alzar la voz para que se cambie esa relación de codependencia en donde la mujer accede a tener la agresión y no es porque diga que sí, sino porque no puede decir que no, porque tiene miedo a decir que no y no sabe qué hacer para denunciarlo”.

Las redes sociales se han convertido en un medio de denuncia social, es común ver publicaciones de personas que han sufrido una injusticia, negligencia o atropellos a sus derechos humanos. El acoso sexual no es excepción.

María tiene 22 años y ha sido víctima de ciber-acoso en Facebook en tres ocasiones. Uno de sus acosadores es un conocido de la secundaria y vive por su barrio, no lo ha denunciado ante la Fiscalía por miedo a represalias, ya que se encuentra con su acosador en la calle con frecuencia.

“Él es una persona conocida en el barrio, tiene una pandilla. La verdad sí me da miedo porque diario están como drogados y paso seguido por ahí porque tengo que tomar mi camión, entonces yo por miedo no quise actuar directamente porque a lo mejor él no cobra venganza, pero sus amigos sí”.

Pero María sí ha realizado publicaciones en su Instagram donde evidencia las imágenes y comentarios con connotación sexual que recibe de su acosador.

Créditos: Guadalupe Martínez y Diana Barajas

Alejandra también ha denunciado en su Facebook en varias veces. Con tono de enojo e indignación ha detallado en sus publicaciones el acoso sexual que recibe reiteradamente de distintos perfiles.

Por otra parte, Selene cree en el potencial de sus redes sociales y no teme usarlas si de acoso sexual se trata. “Mis redes sociales creo que son un arma de doble filo porque puedes hacer publica tu denuncia. Si hoy en día algo me llegara a pasar yo podría hacerlo público en mis redes sociales. Sabría usarlas de esa forma”.

 Conoce cómo interponer una denuncia por acoso sexual cibernético.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

– No caer en el juego –

La policía cibernética recomienda no continuar la conversación al recibir mensajes de personas desconocidas, para evitar que el acoso se agudice, “Si recibes un mensaje a través de Messenger no contestes si no conoces a la persona, porque eso da pie a que te empiecen a enviar otros mensajes o extorsionar o entablar alguna comunicación o confianza. Hacen que caigas en ese juego, siendo chantajeado y después te van a pedir cierta información o imágenes”.

Alejandra es acosada casi a diario no por una sino por diferentes personas, le han mandado fotos de genitales expuestos y le han pedido fotos de ella desnuda, sin embargo, ella nunca ha accedido, por el contrario, en varias ocasiones ha denunciado en sus redes sociales el acoso que sufre.

La psicóloga Martha Catalina, comenta que el acoso es progresivo, “al inicio podría iniciar con una connotación sexual pero posteriormente puede volverse agresiva, ante no tener la respuesta que el sujeto espera. Entonces a veces la persona por no querer problematizar, empieza a jugar y permitirlo y lamentablemente empieza a caer”

– ¿Se puede evitar? Aquí unas recomendaciones –

• Configurar la seguridad y privacidad de tu perfil es una medida óptima para no ser blanco fácil de los acosadores.
• Evitar tener imágenes públicas o compartir información personal en tus redes.
• No exponer demasiada información
• Eliminar a las personas desconocidas.

– Ya es delito –

Hace un año, el Congreso del Estado aprobó reformar el artículo 224 y adicionar los artículos 135 Bis y 142- A último párrafo, en el Código Penal del Estado, para tipificar el acoso cibernético como delito, y castigarlo con prisión dependiendo la gravedad del asunto.
Cuando el agresor envíe imágenes a través de celulares, computadoras, tabletas o cualquier otra tecnología será merecedor de una condena de cuatro a ocho años de prisión, se lee en la legislación.

Redacción: Guadalupe Martínez y Diana Barajas

El Heraldo de Colombia, puntualizó 5 claves para identificar un perfil falso en redes sociales.

Diseño: El Heraldo Colombia

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here