Especial | Nevado de Colima

0
26

Nevado de Colima, la mayor fábrica de agua del Occidente de México

La conservación del Parque Nacional Nevado de Colima, del parque estatal Bosques Mesófilos del Nevado de Colima y en general, de las amplias y amenazadas umbrías de pino, encino y oyamel de la mayor montaña del occidente mexicano, es una tarea fundamental porque se trata de una de las mayores fábricas de agua del sur de Jalisco y de Colima, afirmó el director de ambas reservas protegidas, José Villa Castillo.

Los registros de precipitación del paso del huracán Patricia, en octubre de 2015, son reveladores: la montaña de 4 mil 260 metros sobre el nivel del mar no sólo captó tanta agua en un solo evento como todo lo que llueve en promedio en Torreón o Aguascalientes en todo un año, sino que contribuyó a contener y desacelerar la fuerza del huracán.

Pero además, el Nevado de Colima, que se ubica completamente en el estado de Jalisco, es la última alta montaña mexicana con una gran diversidad biológica.

La principal amenaza actual para el Nevado de Colima es la ampliación de la frontera del aguacate en sus laderas inferiores.

Nevado de Colima conserva y da homenaje a sus árboles gigantes

El Parque Nacional Nevado de Colima resguarda de forma especial 14 de sus árboles abuelos, en un programa de conservación y educación ambiental que arrancó en 2004 y es único en México. Pinos, encinos, ailes y oyameles se suman cada año a un homenaje especial, en la presencia de escolares de la región, y se les devela una placa. El objetivo es incentivar su conservación como individuos espectaculares, pero sobre todo, su reconocimiento como los portadores de los genes que han hecho sobrevivir al bosque milenario, señala el director del área protegida, José Villa Castillo.

Esos gigantes son la clave del futuro del bosque de la zona, ni más ni menos.

Los homenajes han destacado a más individuos del oyamel local, el Abies colimensis, una especie totalmente distinta a los abetos del centro de México y que pronto estará publicada en la norma oficial mexicana 059, como especie en peligro de extinción.

El dicho dice que de la vista nace el amor. La apuesta de los administradores del parque nacional es que la gente conozca las riquezas para que sea la principal alianza para su conservación.

Nevado de Colima conserva y da homenaje a sus árboles gigantes

El Parque Nacional Nevado de Colima resguarda de forma especial 14 de sus árboles abuelos, en un programa de conservación y educación ambiental que arrancó en 2004 y es único en México. Pinos, encinos, ailes y oyameles se suman cada año a un homenaje especial, en la presencia de escolares de la región, y se les devela una placa.

El objetivo es incentivar su conservación como individuos espectaculares, pero sobre todo, su reconocimiento como los portadores de los genes que han hecho sobrevivir al bosque milenario, señaló el director del área protegida, José Villa Castillo.

Esos gigantes son la clave del futuro del bosque de la zona, ni más ni menos.

Los homenajes han destacado a más individuos del oyamel local, el Abies colimensis, una especie totalmente distinta a los abetos del centro de México y que pronto estará publicada en la norma oficial mexicana 059, como especie en peligro de extinción.

El dicho dice que de la vista nace el amor. La apuesta de los administradores del parque nacional es que la gente conozca las riquezas para que sea la principal alianza para su conservación.

Agustin del Castillo

Agustin del Castillo

Reportero en Canal 44
Reportero por 28 años egresado de Ciencias de la Comunicación en los diarios Siglo 21, Público,Milenio Jalisco (actualmente);colaborador en Radio Metrópoli y en Canal 44 de UdeG (actualmente)
Agustin del Castillo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here