investigación Trump Pentágono
Fotografía: Andrew Caballero Reynolds - AFP

Washington, Estados Unidos.

Después de haber reclamado información a la Casa Blanca y al Departamento de Estado, los demócratas de la Cámara Baja dieron este lunes un paso más en su investigación previa a un posible juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump, al requerir al Pentágono que les entregue documentos sobre la retención de ayuda militar a Ucrania.

“De conformidad con la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, estamos transmitiendo una citación que les obliga a presentar los documentos establecidos en el calendario adjunto antes del 15 de octubre de 2019”, escribieron los presidentes de los comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Supervisión.

La citación iba dirigida al secretario de Defensa, Mark Esper, y al director interino de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca (OMB, en su siglas in inglés), Russell Vought.

De acuerdo a un comunicado conjunto, estos tres comités están investigando “hasta qué punto el presidente Trump puso en peligro la seguridad nacional al presionar a Ucrania para que interfiera en las elecciones de 2020 y al retener la asistencia militar proporcionada por el Congreso para ayudar a Ucrania a contrarrestar la agresión rusa, así como cualquier esfuerzo para encubrir estos asuntos”.

Esta es la primera vez que los legisladores han pedido información sobre este tema al Pentágono desde que iniciaron las pesquisas sobre Trump y Ucrania hace dos semanas, después de haber requerido documentos a la Casa Blanca y al Departamento de Estado.

De hecho, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo la semana pasada que los funcionarios de su departamento que han sido citados por el Congreso para declarar próximamente sobre la relación del país con Ucrania no lo harán y calificó las peticiones de “intento de intimidar y tratar de manera inadecuada a los distinguidos profesionales” de la división que lidera.

En el centro de la polémica se encuentra una llamada telefónica que se produjo el 25 de julio, en la que Trump pidió a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, que investigara por corrupción en Ucrania al exvicepresidente de EEUU, Joe Biden y a uno de sus hijos, Hunter, que asesoró a una empresa de gas ucraniana.

El objetivo de Trump, que busca la reelección, era supuestamente perjudicar a Biden, favorito en las encuestas para ser el candidato demócrata en los comicios presidenciales de 2020.

Esa posible interferencia de Trump en las elecciones está ahora siendo analizada bajo lupa por los demócratas, que probablemente iniciarán un juicio político contra el mandatario, aunque será el Senado, de mayoría republicana, el cuerpo que tenga la última palabra.

Las nuevas peticiones llegaron menos de 24 horas después de que se hiciera público que un segundo agente de la inteligencia de EEUU quiere ofrecer al Congreso información de primera mano sobre las presiones de Trump a Ucrania, lo que podría reforzar la investigación de los demócratas para abrir un juicio político contra él.

Marz Zaid, el abogado que representa al primer informante, dijo en Twitter que su firma está asesorando a un segundo agente de la inteligencia de EEUU, aunque no detalló su identidad ni para qué agencia trabaja.

El segundo informante no ha redactado una queja, como sí hizo el primero, y se ha limitado a conversar con el inspector general de la inteligencia, una figura independiente de las influencias del Ejecutivo que se dedica a velar por el buen funcionamiento de la CIA y otras agencias, como la DIA, dedicada al espionaje militar.

La queja del primer agente hizo que los demócratas anunciaran el 24 de septiembre el inicio de una investigación para determinar si el presidente abusó de su poder al presionar a Ucrania para que interfiriera en las elecciones de 2020 y, por tanto, debe ser sometido a un juicio político.