Economía.
Los ahorros no deben guardarse debajo del colchón, por el contrario, lo idóneo es invertirlo o emprender un negocio

Es muy común que se piense que sólo las personas con un buen flujo económico pueden ahorrar, porque ellas tienen más recursos que les permiten subsistir y por ende guardar algo extra, en ese sentido Alberto Eduardo Goyeneche Sillas profesor investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y encargado de la academia de finanzas de la escuela de negocios, explica que una buena administración no depende de cuántos recursos tengas, es más bien, considerar qué es necesario y de qué gastos se puede prescindir.

 “Es importante ahorrar desde el punto de las finanzas personales y familiares porque es el hábito que nos va a ayudar a construir el patrimonio, si no comenzamos con la cultura del ahorro (que ahorrar es muy básico, es gastar menos de lo que ingresamos), entonces sí logramos llegar a ese equilibrio que sabemos que es difícil para la mayoría de las familias aquí en México, porque el poder adquisitivo a pesar del incremento que hubo ahora el primero de enero, pues está un poco dañado, pero realmente es muy importante saber recortar y tener un presupuesto para que se logre tener ese excedente mes con mes y que la familia pueda ir creando un patrimonio”.

La clave, aseguró el especialista, es la reducción de gastos y no necesariamente tener ingresos, además añadió que ahorrar ahora es establecer una reserva para más adelante, siendo lo más común algún objeto material, viajar o para la vejez.

 “Pues yo lo que le recomendaría a todo el auditorio es, primero que nada, independientemente del nivel de ingresos que tengas, siempre hay una posibilidad de generar un excedente, ¡claro! hay que apretarse un poquito el cinturón, para muestra basta un botón, existen muchos ejemplos, por ejemplo en libro fabuloso del premio nobel de la paz Muhammad Yunus, que se llama “Banca para los pobres”, ahí platica caso de éxito de personas que con ahorrar unos cuantos dólares al mes o sea estamos hablando de unos cientos de pesos que a lo mejor habrá familias que digan no pues yo no puedo ahorrar ni eso, pero bueno si empezamos a analizar los gastos con ese ahorro hay muchas familias que en Bangladés por ejemplo cambiaron su futuro y tuvieron mucho éxito porque emprendieron un pequeño negocio esos excedentes y lograron salir de esa situación de extrema pobreza”.

Además, Goyeneche Sillas explicó que la mejor opción de hacer algo con el efectivo ahorrado, es invertirloandas y algunas instituciones de ahorro no son tan efectivas, en ocasiones terminan solo dejando a sus clientes con deudas o sin ninguna inversión.

 “Curiosamente sí hablamos de la extrema pobreza y todo, pero yo veo por ejemplo, que el consumo de tabaco, de cerveza, de alcohol va en constante incremento, de lo que me he dado cuenta al estudiar mucho el comportamiento de los mexicanos, es que sí vivimos una situación de extrema pobreza pero el mexicano siempre encuentra la manera de lograr invertir un poco de su ingreso en esos gustos, en esos pequeños vicios que son gastos “hormiga” que eso se podría destinar en un ahorro para cambiar el bienestar de la familia; es dura esa frase, pero sí, yo lo he visto mucho en muchas familias mexicanas porque no falta el partido, el evento social y se arma la famosa carne asada y se dilapida muchísimo dinero en alcohol, en tabaco, en botanas, en comida chatarra que no aporta y ahí se va, y después el resto del mes vivimos pues con una escasez y unas carencias importantes”.

El experto hizo especial énfasis en no tener el dinero debajo del colchón ya que esto puede ser motivo de que lo despilfarremos más fácil o de que sea robado, es mejor, si no se pretende gastarlo o invertirlo, tenerlo resguardado en una institución bancaria confiable.