Líbano
Fotografía: EFE/EPA
Brasilia, Brasil.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se solidarizó este miércoles con el Líbano y afirmó que su país hará “algo concreto” para ayudar a esa nación, sacudida por una explosión que ha dejado al menos 100 muertos y 4 mil heridos en Beirut.

“Estamos muy atentos desde ese incidente”, ocurrido la víspera en el puerto de Beirut, dijo Bolsonaro en una ceremonia oficial, en la que expresó sus condolencias a esa nación y a los siete millones de inmigrantes o descendientes de libaneses que viven en Brasil.

“Somos solidarios y manifestamos ese sentimiento a todo el pueblo libanés”, indicó el mandatario brasileño, quien sin precisiones dijo que Brasil “estará presente en la ayuda” que requiera el Gobierno libanés.

“Brasil hará algo concreto”, garantizó Bolsonaro, quien explicó que conversó este miércoles con el personal de la embajada del país en Beirut a fin de comenzar a estructurar la ayuda que pueda llegar a ser enviada.

Según los cálculos del Gobierno y la Cruz Roja libanesa, la explosión ocurrida en un almacén del puerto de Beirut con cerca de 3 mil toneladas de nitrato de amonio ha dejado al menos un centenar de muertos y unos 4 mil heridos, así como ha causado daños de enorme magnitud en gran parte de la ciudad.

El gobernador de Beirut, Maruan Abboud, indicó que, además, hay más de 100 desaparecidos y 200 mil personas se quedaron sin casa.

Tras el hecho, el primer ministro del Líbano, Hasan Diab, afirmó hoy que el país está ante una “crisis nacional” y llamó a todos los grupos a atender la emergencia, al tiempo de asegurar que la investigación de la explosión es una “prioridad”.

Por su parte el presidente libanés, Michel Aoun, afirmó que el impacto de la tragedia no impedirá que se investiguen y conozcan los hechos, y se castiguen a los responsables.