ocupación feminista
Fotografía: EFE/Gobierno de la Ciudad de México
Ciudad de México, México. 

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, señaló este lunes a la empresa de facturas GINgroup como financiadora de la toma de una sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por parte de colectivos feministas y madres de víctimas de feminicidios.

“¿Qué hace una empresa dedicada a la facturera apoyando a un grupo de mujeres que se manifiesta violentamente en la ciudad? ¿Está extraño no?, es de llamar la atención”, mencionó la mandataria en conferencia de prensa.

Sheinbaum señaló a María Beatriz Gasca, vicepresidenta de responsabilidad social y recursos humanos de la empresa, dirigida por Raúl Beyruti.

Según indicó, se le vio entregando víveres en el edificio ocupado por las mujeres feministas desde hace casi un mes, el pasado 14 de septiembre fue una de las oradoras principales del evento denominado “Antigrita” y es una de las personas que está coordinando la subasta de cuadros de la institución.

Por su parte, la empresaria anunció a través de Twitter que dejó su cargo de manera temporal tras el señalamiento por parte de Sheinbaum y aseguró que apoya la toma por sus propias convicciones.

“Mis convicciones me obligan a dejar mi cargo en GINgroup MX temporalmente y a deslindarlos al 100 % de mi labor”, escribió en la red social. GINgroup, por otro lado, anunció que prescindirá de Gasca e investigará los hechos.

La alcaldesa capitalina señaló que Beyruti estuvo vinculada al “poder político” del anterior Gobierno y que varias de sus empresas son investigadas por evasión de impuestos.

“¿Será una casualidad o por qué hay un vínculo directo de apoyo a esta toma de la CNDH?”, sugirió la mandataria.

Este domingo, integrantes de colectivos feministas que ocupan la sede de la CNDH desde el pasado 4 de septiembre salieron a manifestarse a favor del aborto y la jornada terminó con enfrentamientos con policías.

Después de varias horas, lograron regresar al edificio, del que temían ser expulsadas por la fuerte presencia policial.

La ocupación del edificio comenzó a principios de mes para exigir justicia frente a los crímenes contra mujeres, y fue criticada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, del mismo partido que Sheinbaum.

A pesar de las disputas internas y el abandono de la ocupación por parte de Yesenia Zamudio -cuya hija fue asesinada en 2016- el edificio continúa tomado.

México registró el año pasado 34 mil 608 homicidios dolosos y mil 12 feminicidios, los datos más elevados desde que hay registros y cada día son asesinadas 10 mujeres.