Borrador automático
Berlín, Alemania.

El peligro de ataques terroristas de grupos de ultraderecha crece en Alemania, advirtió un experto alemán después de que la Policía detuviese a un presunto extremista de derecha bajo sospecha de haber matado de un tiro en la cabeza a un dirigente de la ciudad de Kassel.

“Los próximos 12 a 18 meses serán particularmente peligrosos”, dijo al periódico “Tagesspiegel” Gideon Botsch, director del Centro de Investigación para el Antisemitismo y el Extremismo de Derecha del Moses Mendelssohn Center de la Universidad de Potsdam.

Botsch indicó que existe una escena derechista frustrada, entre otras cosas debido a la disminución de la atención prestada a protestas como la del movimiento islamófobo Pegida.

Es “probable que a medida que disminuya la atención hacia esos grupos, aumenten los actos terroristas“, alertó Botsch.

“Estos grupos propagaron hasta mediados de 2018 el derrocamiento del Gobierno. Querían sustituir al ‘régimen de Merkel’. Eso no funcionó. Esta frustración podría ahora movilizar de nuevo a algunas células y radicalizarlas aún más. Observamos una dinámica similar en los años noventa”, precisó el especialista en extremismo.