Contra todo pronóstico, Héctor Pizano entra al sótano para tratar de convencernos sobre las bondades de invertir el dinero de los trabajadores del Estado en todo lo invertible porque, en su opinión, es “un negociazo”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here