Luego de cancelar su presencia en 16 ocasiones, el tío Zamora baja al sótano para explicar cómo sí se puede acabar con las fosas clandestinas, el narcotráfico y las invasiones de vivienda desde el ámbito municipal… aunque el Gobierno del Estado diga que el tema es federal.